Pemex: progreso que no llegó

La naturaleza dotó a México de cientos de miles de millones de barriles de petróleo y esta incalculable riqueza pudo beneficiar a todos los mexicanos, pero fue explotada exclusivamente por el gobierno; los ciudadanos no tuvimos participación en la explotación ni administración comercial de las actividades relacionadas con la industria petrolera, solo Pemex podía hacerlo, es por ello que el petróleo mexicano no debe ser privatizado.

Los recursos generados por la explotación del petróleo nunca fueron empleados en beneficio de todos los mexicanos equitativamente, y desgraciadamente hoy constatamos que después de 80 años desde la expropiación petrolera, el beneficio de la renta petrolera jamás llegó satisfactoriamente y con igualdad al pueblo mexicano; los miles de millones de dólares producto de la exportación de petróleo, sistemáticamente sirvieron solo para enriquecer a los políticos de México.

El gran potencial de hidrocarburos fósiles que nos entregó la naturaleza no sirvieron para sacar de la pobreza perenne a México pues más de la mitad de la población sobrevive en la marginación, pese a la afirmación de los gobiernos en turno de que “el petróleo es de los mexicanos”, la verdad es que esta frase solo ha sido la propaganda oficial para apaciguar las inconformidades de muchos ciudadanos.

CONOCE LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA VERSIÓN IMPRESA DEL DÍA 13 DE MARZO DE 2018

Comments

comments