Pemex: Nuevo record de tomas clandestinas

Las tomas clandestinas a ductos de transporte de productos de Petróleos Mexicanos (Pemex) llegaron en 2017 a nada menos que 10,363, cifra que representa un incremento de 50% de un año a otro y que en comparación con las que reportaba la estatal hace 10 años se ha incrementado 32 veces. Esto significa que el crimen organizado perforó un promedio de 28 tomas clandestinas por día en el país.

En noviembre del año pasado, la Auditoría Superior de la Federación calculó que las pérdidas económicas por estos ilícitos se elevan a 54 millones de pesos diarios, a los que al sumarse el desembolso de 2,809 millones de pesos que realiza Pemex por reparaciones en sus ductos, la pérdida anual es de 22,449 millones de pesos, que es 5.7% del presupuesto destinado por el Congreso para todas las actividades de la petrolera en 2018.

En lo que va de la presente administración, las distintas estrategias que ha tratado de implementar el gobierno como anunciar que sólo se transportarían productos sin terminar –y que por tanto no pueden ser comercializados–, el incremento a las penas hacia quienes sean consignados por este delito, acuerdos interinstitucionales y sanciones para quienes se coludan con el crimen organizado dentro de Pemex, no han funcionado, ya que del 2012 al 2017 el número de estos siniestros aumentó desde 1,550 denuncias en 2012, lo que implica que crecieron 6.6 veces.

GUANAJUATO DESBANCA A PUEBLA
Guanajuato volvió a tomar el liderato en tomas clandestinas del país, con 1,852 en todo el 2017. Esto significa que en el promedio diario se perforan cinco tomas clandestinas en la entidad. Por Guanajuato pasan tres de los poliductos más importantes de Pemex: Salamanca-León, el Salamanca-Aguascalientes-Zacatecas, y el Tula-Salamanca y que juntos conforman una red de 5,600 kilómetros de tubería para el traslado de combustible por el centro del país.

Al cierre del 2017, Guanajuato superó a Puebla donde se ubica el denominado “triángulo rojo del huachicol” conformado por los municipios de Tepeaca, Palmar de Bravo, Acajete, Quecholac y Acatzingo, y donde hubo un total de 1,443 tomas clandestinas en 2017, lo que implica que realizaron 3.9 perforaciones diarias. En 2016, Puebla ocupó el primer puesto en entidades con mayor número de tomas, llegando a 1,533.

Tamaulipas tuvo el tercer lugar en estos ilícitos, con 1,100 tomas clandestina, que son tres diarias, durante el año pasado. Hidalgo fue la cuarta entidad con mayor número de tomas clandestinas, ya que sumaron 1,064, que en un promedio diario son 2.9 tomas diarias.

Otros estados con alta incidencia en estos ilícitos fueron: Veracruz, con 1,012 tomas; el Estado de México, con 976; Jalisco, con 530 tomas clandestinas, Sinaloa, con 384; Morelos, con 378; Querétaro, con 304; Nuevo León, con 236, y Michoacán, con 232 tomas clandestinas reportadas en todo el 2017.

 

Comments

comments