Paralizan lluvias a la Citrópolis

Dos torrenciales aguaceros que azotaron ayer en la ciudad prácticamente paralizaron la actividad urbana de los alamenses, principalmente por la tarde cuando el segundo chubasco inundó diversas calles y avenidas y ocasionó enormes encharcamientos que, a su vez, provocaron que varios automóviles quedaran varados en el agua.

La primera precipitación que sacó de su letargo a muchos habitantes de la ciudad –que hasta ese momento sufrían el bochorno del día- empezó a las 12:15 horas y en cuestión de minutos desató el caos en el primer cuadro citadino: gente saltando en los charcos, madres que levantaban a sus niños para que no se mojaran, vehículos bañando a los transeúntes con agua sucia…

Comments

comments