Pablo Escobar le perdonó la vida a Ricardo Gareca, gracias al futbol

El actual entrenador de la Selección Peruana, el argentino Ricardo Gareca, y quien la llevó a su primer Mundial 36 años después, siempre le ha dedicado su vida al futbol, desde su formación con el Boca Juniors hasta su paso por varios equipos de Sudamérica, incluido el América de Cali, club donde sin saberlo corrió el riesgo de ser victimado por Pablo Escobar.

Y por más sorprendente que suene, fue el futbol quien le salvó la vida ante uno de los narcotraficantes más peligrosos en la década de los 80 y que tenía más que controlado el balompié comlombiano, Pablo Emilio Escobar Gaviria.

Ricardo Gareca siempre estuvo en la mira de Pablo Escobar, sin embargo, no llegaron a él. El amor por el futbol del Patrón salvó a Ricardo Gareca, pues a él y a los otros jugadores de América de Cali se contempló colocarles un carro bomba, ya que el Cártel de Cali le colocó un carro bomba a la familia de Pablo”, relató el Popeye, un sicario de Escobar al diario peruano El Popular.

Ricardo Alberto Gareca Nardi jugó para el América de Cali en 1985 y logró dos campeonatos con el equipo al que Pablo Escobar le guardaba rencor por ser “propiedad” de sus enemigos.

John Jairo Velásquez, el Popeye, narró también la forma en que los diferentes cárteles se adueñaron de los equipos de futbol en Colombia y cómo controlaban al país. “Todos compraban árbitros. En Colombia había mafia en el futbol”, dijo.

“La mafia dañó mucho al futbol colombiano. Pablo Escobar tenía el control de DIM, el Nacional, así como Gonzalo Rodríguez Gacha, socio del patrón, tenía al Millonarios; los hermanos Gaviria al América de Cali, pero todos hicieron que el futbol fracase. Ahora Atlético está con la marca Postobón, Millonarios con accionistas industriales de Bogotá, y América de Cali con empresarios”, se lee en la versión digital del diario peruano.

MEDIOTIEMPO

Comments

comments