Oso polar mata a hombre que defendió a sus hijos

Estar en el lugar y hora equivocado puede ser fatal para algunas personas, tal es el caso de Aaron Gibbons, un hombre de 31 años que decidió salir de pesca cerca de las costas de la bahía de Hudson en Canadá en compañía de sus tres pequeños.

Todo pintaba para ser un día perfecto hasta que en la escena apareció un enorme oso polar. 

Según relata Gordy Kidlapik, tío del fallecido, el enorme animal comenzó a acechar a uno de los menores, por lo que Gibbons pidió a sus hijos que volvieran al bote. Fue entonces cuando decidió interponerse con su cuerpo al avance del depredador y fue herido de muerte. 

Ya en la embarcación, los chicos pidieron ayuda por radio a su abuela, en cuya casa se vivió entonces una escena absolutamente “angustiosa”, describió Kidlapik.

Posteriormente, la Policía confirmó que Gibbons murió en el lugar y que el oso fue localizado y matado por unos pobladores. 

Murió como un héroe. Protegió a sus hijos”, aseguró su tío.

Los ataques a humanos de osos polares son raros en la región. Se cree que el último de ellos ocurrió hace 18 años. Por ello, el departamento de Medio Ambiente de Nunavut investigará las circunstancias del suceso, para determinar si factores como la edad o el estado de salud del oso jugaron un papel en lo ocurrido.

 

Comments

comments