Orlando Bloom estalla contra espectadora por sacar su iPad en el teatro

Este verano el actor Orlando Bloom regresó al West End londinense por primera vez en una década con su primera obra en cinco años: ‘Killer Joe’, la misma que protagonizó Matthew McConaughey en su adaptación a la gran pantalla de 2011.

Al igual que suele suceder cada vez que una gran estrella de Hollywood se sube a las tablas de un teatro, la presencia de Bloom ha atraído tanto a amantes del teatro como a fans y admiradores deseosos de ver en persona a su ídolo en la relativa proximidad que garantizan los Trafalgar Studios donde se representa la función, en los que el escenario se encuentra a escasos metros de las butacas.

Esa emoción suele dar pie a situaciones incómodas, en especial debido a la insistencia de algunos miembros del público en sacar fotografías y grabar videos, lo que puede acabar resultando muy molesto para los protagonistas sobre todo cuando se realiza con los flashes activados. Orlando Bloom ya debe haberse enfrentado a alguna situación similar en vista de que este jueves perdió la calma en plena representación al percatarse de que había un iPad apuntando en su dirección. Según ha relatado el crítico de teatro Mark Shenton en su cuenta de Twitter, el actor interrumpió su diálogo para dirigirse hacia la mujer que sostenía la tableta y decirle: “Necesito que guardes ahora mismo el pu** iPad y esperaré a que lo hagas”. Minutos después volvió al escenario repitiendo: “Guarda el jo**do iPad y pienso esperar”.

Sin embargo, parece que Orlando podría haberse precipitado a la hora de sacar conclusiones, ya que otro de los espectadores respondió al mencionado tuit con una nota aclaratoria que parecía dejar a la espectadora en mejor lugar.

“Yo estaba sentado detrás de ella y aunque parecía otra cosa, en su defensa debo decir que solo estaba usando [el iPad] para alimentar de energía un pequeño ventilador porque hacía mucho calor en el auditorio”.

Desde luego Orlando no sería el primero ni el último actor en salirse del papel para amonestar a alguien en la audiencia por su falta de decoro o respeto al elenco. Durante la representación de Hamlet en The Barbican Centre, Benedict Cumberbatch acabó tan harto de las cámaras que le grababan en cada representación que pidió al teatro que prohibieran el uso de teléfono móviles en el interior del recinto y una noche acabó realizando un pequeño discurso improvisado a sus puertas para pedir a sus fans que no encendieran sus celulares durante la obra.

Quién

Comments

comments