Orizaba se convierte en subsede del Festival Internacional Cervantino (FIC)

Con inversión del propio ayuntamiento, Orizaba se convirtió este año en subsede del Festival Internacional Cervantino (FIC). “No hay participación de ninguna otra especie, todos son recursos municipales. Estamos invirtiendo alrededor de un millón de pesos en viáticos, honorarios, gastos de catering; la verdad, no es muy oneroso y sí de una gran ayuda y proyección para el municipio”, dice el alcalde Fidel Rojí López.

Orizaba quiere llamar la atención; hace 20 años una fuerte crisis industrial agudizó la situación de la localidad, pero desde hace una década, las cosas empezaron a cambiar: la apuesta ha girado sobre todo al turismo y la cultura. “La cultura es lo que nos cambia la vida, México atraviesa un gran problema que es la inseguridad y creo que a partir de un proceso cultural, México puede cambiar, Orizaba le está apostando a la cultura”, agrega.

Como sucede en la Ciudad de México, la población veracruzana alberga durante 16 días, que concluyen el 30 de octubre próximo, 48 actividades del FIC, incluidas algunas internacionales y otras provenientes del mismo estado y región. La idea es llamar la atención de los visitantes y de la misma población, quienes pueden acceder a los espectáculos, principalmente de manera gratuita o sólo pagando 20 pesos por localidad.

A través de un contacto de un regidor tuvimos la relación con directivos del FIC, ellos vinieron a ver los espacios culturales que tenemos, personalmente les di un recorrido por el Auditorio Metropolitano, el Teatro Llave, el Poliforum Mier y Pesado, el Convento de San José. Les encantó, se fueron sorprendidos y nos dijeron que, sin duda, Orizaba puede ser subsede del FIC”, afirma.

De clima templado húmedo, Orizaba luce una nueva cara. Sus calles, recién pavimentadas y ordenadas. En septiembre de 2015 obtuvo el reconocimiento como Pueblo Mágico y apenas el año pasado recibió en Madrid un premio como una de las ciudades más limpias del mundo.

A principios de este siglo, Orizaba tenía una industria textil muy fuerte, teníamos cinco fábricas; también la industria cervecera que ocupaba mucha gente y que hoy ocupa sólo a 400, la industria textil cerró y entramos en una gran depresión entre los 90 y los 2000”, explica Rojí López. A esta situación se sumó el hecho de que al menos en las dos administraciones estatales pasadas, la de Fidel Herrera y Javier Duarte, “prácticamente no recibió el municipio ningún recurso”.

Ahora, destaca como un modelo de administración. “Desde hace 10 años se comenzó a transformar la manera de manejar al ciudad, comenzamos con la reducción de personal, de 34 directores hoy tenemos sólo tenemos cinco; de 600 empleados de confianza hoy tenemos 190, tenemos muchos gastos que se controlan de una manera muy estricta, lo que hemos logrado es tener recursos para proyectos productivos”. Esos recursos provienen de tres principales fuentes.

Tenemos parquímetros que nos generan 15 millones de pesos al año, tenemos baños públicos (12 mdp) y tenemos un teleférico (17 mdp)”, señala el munícipe.

Orizaba cuenta con el mayor índice de recaudación predial en el país: “En otros municipios el promedio está entre 55 y 60%, aquí es del 92%”, dice el alcalde.

ADRENALINA

Comments

comments