Ocelopilli, Guerrero Jaguar

Los guerreros jaguar llevaban el atuendo que representaba este animal ya que creían que, de esta manera, podrían obtener su misma fuerza en la batalla y comportarse como él.

¿Sabías que…

El jaguar representaba a la oscuridad y el águila, a la luz según la mitología azteca.

Los guerreros jaguar se distinguían por la gran velocidad con la que eran capaces de atacar al enemigo además de la valentía y el arrojo que mostraban en la batalla, imitando a los jaguares. En ocasiones, decidieron la victoria de una batalla sin ni siquiera pelear ya que su sola presencia desmoralizaba al enemigo haciéndole huir.

Según el libro “Guerras de Mesomérica”, un guerrero jaguar azteca era capaz de enfrentarse con tres enemigos de forma simultánea y vencerlos.El guerrero jaguar azteca, llamado ocēlōpilli en la lengua náhualt, era el miembro del ejército azteca que servía en el mismo como soldado profesional dentro de sus fuerzas especiales.

Una de sus particularidades reside en que todos los guerreros jaguar pertenecían a la clase baja, los mācēhualtin, a diferencia de lo que ocurría con sus compañeros, los guerreros águila, que pertenecían a la nobleza.

Durante las campañas militares, los guerreros jaguar eran enviados al frente de batalla. Para conseguir este estatus, los guerreros aztecas debían ser capaces de apresar a doce enemigos con vida en dos campañas, es decir, debían capturar a seis en una y seis en la otra.

Comments

comments