Obras de mala calidad

Martinez De La Torre, Ver.- Para la administración que preside Rolando Olivares Ahumada, las obras de mala calidad y relumbrón son más importante que el bienestar de los martinenes, a quienes no ha cumplido su promesa de “Transformación”, tal es el caso de la planta de tratamiento de aguas residuales y la red de drenaje en la comunidad La Colmena, que a 15 días de ser inaugurada sigue sin operar.

Esta millonaria obra fue anunciada con bombo y platillo por algunos medios de comunicación a modo, como un acierto más para el “Gobierno de la Transformación”, ya que con ella se traerían enormes beneficios y mejor calidad de vida a cientos de familias de la zona.

Lamentablemente, la realizad es otra, ya que a 15 días de que la planta tratadora fuera inaugurada por el munícipe y su comuna, no está en funcionamiento, por lo que a decir de los habitantes de la zona, esta podría sumarse al resto de plantas tratadoras en el municipio que se encuentra fuera de servicio, las cuales sirven de guarida de delincuentes y viciosos, criaderos de flora y fauna nociva, así como del mosco transmisor del Dengue, Zika y Chikungunya en las colonias y comunidades donde se ubican.

A decir de Flor Martínez Parra, vecina de la localidad, para el alcalde Rolando Olivares Ahumada, su prioridad es quedar bien, que todos vean que está arreglando la ciudad, aunque la mayoría de las obras que se están realizando son de pésima calidad, como la pavimentación de la avenida Maximino Ávila Camacho y algunas colonias.

“No entiendo por qué la planta de tratamiento fue inaugurada si ni siquiera cuenta con energía eléctrica; basta con visitar sus instalaciones, podrán constatar que los tanques están secos y no hay nadie trabajando, por lo que está más que claro que solo se vinieron a tomar la foto”, agregó.

Para finalizar, los habitantes de La Colmena exigieron a las autoridades municipales y en especial al alcalde que culminen y entreguen esta obra ya funcionando, pues -aseguran- que la planta tratadora de aguas residuales es de vital importancia para todos ellos.

 

 

Por EDGAR JUÁREZ GÓMEZ

 

Comments

comments