“Nos quedamos con lo que traemos puesto”

Acaponeta, Nayarit.-  En la comunidad de Los Sandovales la gente lo perdió prácticamente todo. El río Acaponeta se desbordó por las lluvias que dejó el huracán Willa.

Los habitantes cuentan que el afluente creció de repente y empezó a arrastrarlo todo. Por fortuna, no hubo pérdidas humanas pues lograron salir a tiempo. Sin embargo, afirman que nadie les alertó del peligro del huracán Willa para su comunidad.

El huracán Willa dejó a muchas poblaciones incomunicadas en Nayarit.

Noé López Campero (56 años), ha estado en Los Sandovales toda su vida y nunca había sufrido una catástrofe similar. Cuenta que hace 25 años tuvieron una inundación, pero no de la magnitud que dejó ahora el huracán Willa.

En su casa, tenía un tejaban con herramienta que usaba para trabajar la fibra de vidrio. De ese oficio salía el sustento para su esposa y tres hijos.

El huracán Willa incrementó agua del Río Acaponeta, que arrasó con todo a su paso.

“Apenas bajó el agua entramos a las casas y no nos quedó nada, el cilindro (gas), la televisión, la estufa, el refrigerador, todo se echó a perder por el agua y el lodo. Nos quedamos con lo que traemos puesto”, afirma López Campero.

El afluente del río Acaponeta arrasó con su taller y herramientas. En la comunidad de Los Sandovales, de 156 habitantes y 60 viviendas, la gente está sacando el fango de las casas, que en algunos casos está al nivel de las ventanas.

En la comunidad de Los Sandovales la gente camina entre el fango.

Cuando llegó la creciente, algunas viviendas quedaron completamente bajo el agua. Muchos animales fueron arrasados por el agua, como cerdos, borregos y otro tipo de ganado.

Afectados el Willa en Acaponeta

Publicado por Periódico El Debate en Jueves, 25 de octubre de 2018

Piden ayuda urgente por daños de Willa

La mayoría de los habitantes de Los Sandovales se dedican a la agricultura de temporal, pero esa actividad ahora no puede realizarse. Otros tienen huertos de mango, pero la temporada ya pasó.

Por ello, la gente pide que les llegue ayuda, pues hasta apenas hace unos minutos – cuando EL DEBATE llegó a la zona – se acercó personal del ayuntamiento a ver el reporte de daños, aunque entienden que Los Sandovales es una de muchas comunidades afectadas y que el apoyo oficial no será suficiente.

Por ahora, lo que más les urge a los habitantes de Los Sandovales es agua, alimentos no perecederos y ropa. Los que tienen carro, duermen en ellos, el resto donde pueden. Por ello también necesitan camas o mínimo colchones.
DEBATE

Comments

comments