Nombran Jenny del Milagro a bebé de mujer embarazada asesinada en Veracruz

VERACRUZ.- Con el nombre de Jenny del Milagro fue registrada la bebé sustraída del vientre de su madre hace una semana en el municipio de Lerdo de Tejada, Veracruz.

El nombre fue elegido por sus abuelos como homenaje a su madre fallecida y  para recordar que la vida de la pequeña es un milagro.

La bebé nacida hace 6 días fue entregada a su familia, envuelta en una sábana amarilla, lista para llegar a su hogar en la comunidad de Santa Teresa en Lerdo de Tejada.

La niña ya tiene una entidad jurídica, derecho que le corresponde, fue registrada y presentada por una servidora, toda vez que la mamá ya no está con vida y la ley lo marca así, que se tiene que registrar como expósito, al tener apellidos y antecedentes la menor es vinculada legalmente con los abuelos y ellos van a tener todos los derechos de ella ante la ley”, explicó la procuradora del menor de Boca del Río, Miriam Jiménez García.

La mamá de la bebé fue presuntamente asesinada por Brianda “N, quien fue vinculada a proceso en el penal de Veracruz.

El juez le dictó prisión preventiva de dos años por los delitos de homicidio doloso agravado y secuestro calificado.

La Fiscalía General de Veracruz tendrá tres meses de plazo para realizar la investigación complementaria del caso.

Sin embargo, para los padres de Jenny, todavía no hay justicia en el caso, ya que consideran que Brianda “N” no actuó sola.

Yo pienso que no, no creo que la cosa que le hizo a mi hija, no creo que la haya hecho sola, así es mi pensamiento; vi como andaba con ella y me engañó esa señora, yo esperaba a mi hija que llegara y nunca llegó”, dijo Carmen Velasco, madre de Jenny.

En el DIF de Boca del Río se registraron varias donaciones para la niña.

Sí me están ayudando otras personas, me llevan ropa, pañales, despensa, ya más adelante quién sabe si nos sigan apoyando, ahorita estamos pasando con el dolor de mi hija que me la quitaron”, agregó la señora.

La familia continuará dedicándose al corte de caña, como desde hace 27 años lo hacen en la comunidad de Santa Teresa.

Excelsior

Comments

comments