Noel Carrillo, defensor de la región costera de Oaxaca, es asesinado a balazos; la CNDH exige justicia

Un defensor de los derechos de las personas indígenas fue asesinado en Oaxaca al día siguiente de que mataran a otro activista en el estado de Chihuahua.

Noel Carrillo Aguilar, de 44 años de edad, integrante del Comité por la Defensa de los Derechos Indígenas (CODEDI), fue asesinado el jueves en la localidad de Barra de la Cruz, en Oaxaca, informó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en un comunicado, en el que pidió a la Fiscalía estatal “analizar en todo momento la línea de investigación relacionada con la labor de defensa de derechos que la víctima realizaba”.

Carrillo impulsaba la defensa de las playas y territorios de esa región costera del sur de México, agregó la Comisión. Le dispararon mientras conducía su vehículo.

“El crimen cometido el día de ayer se suma a una serie de agresiones contra otros integrantes de la CODEDI registrados en los últimos años”, se agrega en el texto. Por ello, la Comisión pidió implementar medidas cautelares para proteger la vida, seguridad e integridad tanto de los familiares de Carrillo como del resto de los miembros de ese organismo no gubernamental.

La CNDH informó que dirigió oficios a la Secretaría de Gobierno y a la Fiscalía oaxaqueña donde solicitó implementar medidas cautelares para proteger la vida, seguridad e integridad personal de la familiares de Noel Carrillo y de las y los demás integrantes de la CODEDI.

El homicidio tuvo lugar justo un día después de que mataran a Julián Carrillo –sin aparente relación familiar con el asesinado en Oaxaca–, defensor de los derechos de las personas indígenas en la Sierra Tarahumara de Chihuahua. Fue asesinado semanas después de que los miembros de su comunidad se quejaron de una concesión minera otorgada a terceros en sus tierras ancestrales.

Julián Carrillo era beneficiario del programa federal de protección a defensores de los derechos humanos desde 2014, pero hombres armados continuaron amenazando a la comunidad. Su casa fue incendiada en 2016 y cuatro de sus familiares fueron muertos en los últimos tres años.

Carillo, defensor de la tierra y territorio en la comunidad Coloradas de la Virgen, del municipio Guadalupe y Calvo en Chihuahua, fue perseguido por desconocidos y asesinado la noche del 24 de octubre, precisó en un comunicado la organización Amnistía Internacional.

La suya “es el punto culminante de la crónica de muertes de su familia”; la de su hijo Víctor Carrillo (5 de febrero de 2016), sus sobrinos Alberto Quiñones (31 de marzo de 2017) y Guadalupe Carrillo (30 de julio de 2017) y su yerno Francisco Chaparro (1 de julio de 2018), detalló Amnistía.

Con el homicidio del jueves en Oaxaca ya suman 18 activistas asesinados en México en 2018.

SINEMABRGO

Comments

comments