Niños y jóvenes se van a refugiar a la música

Colaborar en la reestructuración del tejido social es lo que pretende la Fundación Azteca al sostener más de 80 orquestas en México, Estados Unidos y Centroamérica, expresó Julio Saldaña, quien es director artístico nacional de Esperanza Azteca.

El directivo de la organización acudió la tarde de ayer al Parque Temático Takilhsukut, en Papantla, para atestiguar el debut de la Orquesta Sinfónica y Coro de Esperanza Azteca de Poza Rica integrada por 200 niños cuyas edades oscilan entre los 6 y 17 años.

Menciona que la educación musical que reciben los niños, provenientes de Tihuatlán, Poza Rica, Coatzintla y Papantla, es un complemento que les permite acceder al arte, “porque estos niños ya no son pobres, tienen la riqueza de lo trascendental, pueden comerse un taco hoy y mañana un manjar pero eso ya no es relevante”, sino que están en camino de ser ciudadanos propositivos responsables.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceso a La Opinión Digital


Recuperar contraseña