NFL: Boletos por las nubes y poca reventa en el Estadio Azteca

Las inmediaciones del Estadio Azteca nos regalaron una imagen atípica para tratarse de una semana que concluirá con el juego entre el actual campeón de la NFL, los New England Patriots, y uno de los equipos con más afición en México, los Oakland Raiders.

No, no nos ilusionemos. El tráfico en la zona sigue siendo el mismo para tratarse de un miércoles y tampoco desaparecieron por obra de magia los puestos ambulantes con playeras de equipos del futbol mexicano –la mayor parte de ellos sobre Calzada de Tlalpan–, los dueños de los palcos se aproximaban a la Puerta 1 para dejar los alimentos y bebidas que degustarán el domingo durante el partido y el flujo de camiones con equipo de transmisión, con estructuras tubulares para las activaciones de los patrocinadores también solicitaban acceso cuando estamos a cuatro días del evento.

Pero en la escena coloquial faltaba algo: una mayor presencia de revendedores.

De inmediato destaca el hecho que en las zonas donde normalmente se encuentran –bajando del puente de Circuito Azteca cuando uno llega por Periférico o abajo del puente de Tlalpan– ahora la presencia es mínima. Después de rodear múltiples ocasiones el Coloso de Santa Úrsula, destacaba uno de ellos cerca de la puerta anteriormente mencionada.

Con su instinto para detectar las personas que van en busca de entradas, se aproxima y la habitual charla fluyó:

– ¿Busca boletos para el partido?

– ¿A poco tiene para el del domingo?

– Sí. (Saca una foto del interior del estadio).

– ¿En cuánto los tiene?

– (Señalando la tribuna superior) Tengo de 7,000 pesos y 10,000 pesos.

– ¿Esos no son los de visión limitada?

– No, esos están en otra zona (apunta hacia las cabeceras).

– ¿Los trae aquí?

– Apunte mi número y nos ponemos de acuerdo.

Las mismas entradas que se ofrecieron durante la conversación, aparecían en la venta al público en general entre los 1,344 y los 1,680 pesos más cargos y actualmente se pueden encontrar en la página de StubHub a partir de los 2,900 pesos.

Al igual que el año pasado, la oferta de boletos tuvo una gran demanda por parte de los aficionados y en cuestión de minutos ya se habían agotado los mismos, lo que ha llevado a que parte de los asistentes recurran a otros sitios o la venta ilegal para buscar un lugar que les permita estar en el tercer partido de temporada regular en la Ciudad de México.

 

ESPN

nlx

Comments

comments