!Nadie me quiere! Se ahorcó agobiado por la depresión

Zacate Limón, Espinal, Ver.- Fatal determinación tomó un cortador de naranja, al sentirse decepcionado de que nadie lo tomaba en cuenta y en cambio siempre el era culpable; al ahorcarse en el interior de su casa, amarró una soga y hizo un nudo, se lo puso en el cuello, dejándose caer para quedar de rodillas sin vida; fue su concubina quién se percató de ello junto con algunos miembros de su familia, dando parte primero a las autoridades auxiliares y luego a las ministeriales quienes dieron fe de este hecho.

El cuerpo de quién en vida respondía al nombre de Miguel Ticante Méndez el cuál contaba con 31 años, fue identificado por su mujer Candelaria Vázquez Hernández de 30 años; ésta, indicó que, su marido era cortador de naranja, y que el pasado miércoles, llegó borracho como a las ocho de la noche, comenzando a golpearla porque no había de cenar.

Enfilo hacía la mesa buscando un cuchillo, diciéndole !Nadie me quiere!, me voy a matar, pero se salió luego y media hora después llegó, no sin antes tomar su morral donde tenía su charpe y unas piedras con las que comenzó a tirarlas contra la casa de su papá al que le gritaba, !sal!, pero éste no salió.

Mientras que el entraba, ella se salió junto con sus hijos, diciéndole ya calmate, ahí están las tortillas; en esos momentos se fue la luz, por lo que regresó a verlo, con lamparas encendidas, lo hicieron y cual sería la sorpresa de verlo colgado de una viga ya sin vida. Cabe citar que el occiso era muy asiduo al alcohol y en forma continua golpeaba a su mujer, misma que ahora tendrá que mantener a cuatro hijos que quedaron en la orfandad.

Acudieron a dar fe, médico legista, periciales, así como elementos de la policía ministerial, municipal como de la SSP; tras realizarle la necrocirugía de Ley, el cuerpo fue entregado a sus familiares para su sepultura.

Comments

comments