¡Murió ahogado!

Comalteco, Espinal, Ver.- Luego de haber asistido a un velorio, sitio donde estuvo bebiendo aguardiente, decidió irse a su casa, pero con tan mala fortuna, que con el cansancio -debido al desvelo y a los días que había estado tomando- se sentó para descansar en la guarnición del puente sobre el arroyo que circula por el pueblo; sin embargo, se durmió, y al hacerlo se fue para atrás para caer a la corriente de agua, y morir ahogado, tras caer de una altura de 1.50 metros.

El hecho ocurrió en esta localidad, en los primeros minutos de este lunes. Una sorpresa no grata fue la que descubrieron vecinos que caminaban por la calle de acceso al Telebachillerato al ver en la orilla de la corriente a una persona sin vida del sexo masculino.

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceso a La Opinión Digital


Recuperar contraseña