Ser mujer, ser indigena y tener VIH – La Opinión de Poza Rica

Ser mujer, ser indigena y tener VIH

Mujer, indígena y seropositiva son los tres estigmas de miles de veracruzanas. De acuerdo con el grupo multisectorial en el estado se detectan 1,700 nuevos casos de VIH al año, de los cuales gran parte se ubican en sectores con mujeres indígenas.

A Poza Rica llegan mujeres portadoras del VIH provenientes de la sierra huasteca de Otontepec y la Sierra del Totonacapan a consultas y adquirir su tratamiento. Algunas ni siquiera se tratan, otras tantas ni siquiera saben que son portadoras porque nunca se han hecho una prueba.

Las que están diagnosticadas tienen que viajar horas y pagar sus pasajes, algunas veces no hablan español, sortean con dificultad es tres estigmas. Ser indígena, ser mujer y seropositivas.

De acuerdo con el INEGI el 60% de la población indígena no tiene servicio médico y por lo tanto tampoco cuentan con un servicio para el diagnóstico del VIH.

Según el Grupo Multisectorial en el estado la problemática del Sida es una epidemia que no ha podido ser controlada, las autoridades no han implementado políticas públicas de salud dirigida a la prevención en comunidades indígenas.

México ocupa el octavo lugar en el mundo entre los países con mayor población indígena, integrada por 12 millones de personas de las cuales el 50% son mujeres.

“En general se ha reconocido que la población indígena de mujeres son más propensas a la marginación política y legal, a poseer bajo índices de alfabetización, menor acceso a las oportunidades económicas, a los servicios de salud, empleos y conocimientos sobre la salud reproductiva y sexual. El 25 % de las indígenas de entre 15 y 19 años están casadas y sólo 1 de cada cuatro mujeres tiene acceso a anticoncepticos” apuntó Patricia Ponce Jiménes miembro de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

MIGRACIÓN

El factor migración es considerado como incidente en el aumento de los casos de VIH. Al migrar a zonas urbanas y a Estados Unidos para salir de la pobreza se vuelven más vulnerables debido a que comienzan a realcionarse con grupos sociales ajenos a su contexto lo que se convierte en un factor de alto riesgo ya que la población tiene poco conocimiento y posibilidades de protegerse para prevenir un posible contagio por lo que muchos indígenas regresan a sus comunidades y mueren a causa del sida, apuntó Patricia Jiménez.

 

GRISELDA CRUZ

nlx

Comments

comments