Mueren 110 al día por tabaquismo; nicotina, igual de adictiva que la cocaína

A diario, 110 personas mueren en México, en promedio, a causa del tabaquismo, lo que se traduce en unas 40 mil defunciones por esta causa cada año.

El tabaco es el único producto legal que mata a la mitad de sus consumidores.

A nivel mundial mientras tanto, cada año mueren seis millones de personas, y se estima que de continuar con la tendencia la cifra escalará hasta 8 millones
para 2030.

En vísperas del Día Mundial sin Tabaco, Horacio Rubio, director de Atención Médica de la Dirección General de Atención a la Salud de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), advirtió de las dificultades que deben enfrentar los fumadores para dejar su adicción, si lo quieren hacer sin algún tipo de ayuda farmacológica.

Y es que, de acuerdo con información difundida en UNAM Global, la nicotina es igual de adictiva que la cocaína, por lo que cuando un fumador busca dejar de serlo, sufre lo mismo que un cocainómano.

“Cada cigarro contiene, en promedio, dos miligramos de nicotina, por lo que quien quiere dejar de ser dependiente difícilmente lo logrará sin ayuda farmacológica. Hay tratamientos que ayudan a inhibir el deseo de fumar”, explicó Rubio

El Día Mundial sin Tabaco fue establecido por la Organización Mundial de la Salud con el fin de difundir los riesgos asociados con el tabaquismo, y abogar por políticas eficaces para reducir su consumo.

Este año, la conmemoración se centra en las repercusiones del consumo de tabaco en la salud cardiovascular de las personas en todo el mundo, debido a que es un factor de riesgo importante de cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular y vasculopatía periférica.

En este contexto, el director de Atención Médica de la Dirección General de Atención a la Salud de la UNAM destacó que el tabaquismo ya no sólo se vincula con la bronquitis crónica, la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) o con enfisema, sino además con el cáncer de próstata, estómago, hígado, colon y páncreas; con la disfunción eréctil, así como con la degeneración macular, entre otros padecimientos.

Crece consumo a partir de los 18 años

A partir de los 18 años, los jóvenes fumadores incrementan hasta seis veces su consumo de tabaco, debido a la independencia de decisiones asociada a la mayoría de edad, así como a la facilidad para obtener la droga.

Mientras los estudiantes de bachillerato muestran una prevalencia en el consumo de tabaco de 23 por ciento en mujeres y 27.6 por ciento en hombres; en estudiantes de nivel superior, dicha prevalencia se eleva a 26.6 por ciento en mujeres y 32.2 por ciento en hombres.

Así lo advierte el XIII Informe de la Sociedad Civil a 10 años de la Ley General para el Control del Tabaco que destaca que entre 2011 y 2016 la edad de inicio en la que los jóvenes experimentan el consumo de tabaco disminuyó  al pasar de los 20.4 años a los 19.3. De manera paralela aumentó el número de cigarros entre quienes fuman diariamente, de 5.6 a 7.3 y se registró un incremento en el porcentaje de individuos quienes padecen adicción a la nicotina, de 11.4% hasta 12.3 %.

“Estos datos resultan preocupantes debido a que los adolescentes se inician en el consumo de tabaco a menor edad, se exponen a los efectos de la sustancia sicoactiva, con más riesgo de presentar la dependencia a la nicotina, advirtieron las investigadoras de la Facultad de Psicología de la UNAM, Lydia Barragán y Jennifer Lira.

Por otra parte, especialistas del INER advirtieron a la población joven sobre la adicción y riesgos de toxicidad para el organismo, por el uso de cigarros electrónicos, hookah y pipas.

El director del INER, Jorge Salas, explicó que los jóvenes inician el consumo de cigarros electrónicos con la falsa idea de que no es nocivo para su salud.

Sin embargo, también pueden ocasionar daños en el aparato cardiorrespiratorio, debido a que los dispositivos suministran nicotina.

EXCELSIOR

Comments

comments