Morrissey feliz en México

CIUDAD DE MÉXICO.

Pasó poco más de un año para que Morrissey regresara a los escenarios mexicanos. Tras su presentación en 2017 en el festival Vive Latino, ahora el originario de Manchester, Inglaterra, presentó la primera, de dos fechas, de su gira Low In High School en el Auditorio Nacional.

Un grupo de personas que esperaban de pie frente al escenario, que ocupaban el lugar de las butacas de las primeras filas del recinto, fue el preámbulo a la salida del músico que prometió un show del cual se iba a hablar… y cumplió.

Una serie de videos musicales -entre los que destacó David Bowie interpretando Rebel, Rebel– y algunos clips de películas fueron preparando el ambiente para la llegada del británico que cinco minutos después de las nueve de la noche hizo su aparición sobre el escenario.

Las luces del recinto se apagaron y la iluminación azul dio la bienvenida a Morrissey, quien ataviado con un traje negro, daba vida a William, It Was Really Nothing, de The Smiths, mientras saludaba a sus fans más cercanos al escenario.

Gracias, yo estoy muy feliz”, dijo Morrissey en español, arrancando los aplausos de las casi nueve mil personas a quienes les dio otra dosis de su historia con Alma Matters, mientras la pantalla central, partida en tres, mostraba la fotografía en blanco y negro de una mujer.

Gracias, gracias, México, México”, lanzó el británico antes de que las notas de I Wish You Lonely se apoderaran del recinto de Paseo de la Reforma.

Aplausos, ovaciones y los gritos de “Morrissey, Morrisey’” a los cuales el compositor respondía con “México, México” fueron la constante de la velada que era esperada por miles de asistentes.

Una fotografía de James Dean adornaba el fondo de la pantalla mientras Morrissey interpretaba Is It Really So Strange?, la cual hizo cantar al público, sólo para mantener el ambiente así, mientras la letra de Hairdresser on Fire se apoderaba de la gente.

Morrissey sabe cuál es su objetivo. Con un diseño de iluminación que brindó a cada tema una atmósfera exacta, sus músicos interpretando cada nota de forma precisa, una bandera de México a un lado de la batería y una pantalla que mostraba imágenes, el británico llevó al público por un viaje sonoro increíble.

Mientras la imagen de un gato amarillo apareció en la pantalla, Morrissey hizo que Sunny, tema de 1995, fuera el preámbulo de How Soon Is Now?, de The Smiths, la cual enloqueció al público conocedor que la cantó y disfrutó del show de luces que la vistió.

Éste es un nuevo sencillo, así que sé no les molestara”, dijo Morrisey, recibiendo la aprobación de sus fans antes de interpretar Back On The Chain Gang, que es un cover de The Pretenders.

Y, con el amor por los animales que lo caracteriza, Morrissey no dudó en mostrar las imágenes más crueles que encontró de la fiesta brava mientras interpretaba The Bullfighter Dies, concluyendo, en español, con “viva el toro”.

Con el letrero en la pantalla “What would you do if you weren’t afraid?”, Morrissey le dio un toque nostálgico a Dial-a-Cliché, en la que los tonos azules lo envolvieron.

If You Don’t Like Me, Don’t Look at Me, Munich Air Disaster 1958, Jack The Ripper, Break Up The Family, Life Is a Pigsty, Hold On To Tour Friends, Jacky’s Only Happy When She’s Up on The Stage -donde le arrojó su camisa al público- y Everyday Is Like Sunday completaron un set de casi noventa minutos.

Excelsior

Comments

comments