Mira por qué Ariel Winter no cambiaría su traumática infancia

La actriz (19) está comenzando la Universidad en la UCLA y continúa encontrando éxito en su papel como Alex en la serie ganadora de Emmys, Modern Family. Pero si regresamos unos años, no verías a la misma empoderada y confidente joven mujer que es ella hoy.

Winter es destacada en la última edición de The Hollywood Reporter, en la que se sinceró sobre su infancia y el “muy duro periodo” que la inspiró a hacerse un tatuaje de un punto y coma para crear conciencia sobre los peligros del suicidio.

Winter se emancipó de su madre Crystal Workman luego de lo que la actriz describe como años de abuso físico y emocional.

Ella no tenia permitido tener amigas porque “las mujeres son la competencia, así es como lo ve la gente”, y no podía cometer errores en la audiciones, asegurando que, “Tú no te puedes dar el lujo de cometer errores cuando tienes a alguien a tu lado todo el tiempo constantemente observándote”.

Sin mencionar que Winter dice que la comida estaba “muy, muy restringida” desde el momento en que ella comenzó a actuar cuando tenía 4 años, y su educación fue ubicada en lo último de las prioridades.

Winter dijo que su madre comenzó a sexualizarla a una edad muy joven, vistiéndola en “las minifaldas más pequeñas, trajes de marinero, cosas de corte bajo y los vestidos más cortos que te puedas imaginar”.

Ella explica que “La gente pensó que yo tenía 24 años cuando tenía solo 12. Si iba a haber una escena de nudismo cuando yo tenía esa edad, estoy completamente segura de que mi madre habría dicho que sí”.

No hace falta decir que cuando Winter –que no ha hablado con su madre en cinco años–tomó control de su propia vida y comenzó a tomar sus propias decisiones, colocó en lo más alto de sus prioridades a su educación.

“Yo definitivamente quiero continuar siendo actriz. Lo amo”, le dijo a THR. “El motivo por el que estoy yendo a la universidad es porque quiero tener conocimientos en otros campos”.

Y continuó diciendo, “La universidad no es la experiencia universitaria para mi. No voy a ir para estar en una hermandad, no voy para hacer relaciones de negocios, ni siquiera estoy yendo para hacer amigos para toda la vida. Yo tengo experiencia como profesional. Yo tengo experiencia cuidando de mi misma. Estoy yendo a la universidad porque de verdad quiero aprender”.

Winter quiere estudiar leyes y justicia social para que algún día pueda comenzar una fundación para niños y adultos víctimas de abuso.

“Aunque desearía haber tenido una mejor niñez, no lo cambiaría, porque me hizo quién soy hoy”, admitió. “Todavía respeto a la gente que me hizo daño”.

 

EONLINE

Comments

comments