Miles de personas se suman al #MeToo para denunciar en la Red el acoso sexual

Una movilización mundial.

Hombres y mujeres de todo el planeta denunciaron este lunes en las redes sociales haber sufrido abuso o acoso sexual. Al menos 200.000 personas han compartido en menos de 24 horas el mensaje “Me Too” (Yo también), afirmando haber sido víctimas de acoso. La reacción llega tras días de denuncias de actrices contra Harvey Weinstein, el conocido productor de Hollywood, por décadas de acoso y abuso sexual.

La campaña en las redes comenzó en la noche del domingo cuando la actriz Alyssa Milano animó a sus más de tres millones de seguidores a que respondieran y compartieran el mensaje que le había enviado una amiga anónima. “Si todas las mujeres que han sido abusadas o acosadas sexualmente escribieran ‘Yo también’ en sus perfiles, quizás podamos transmitir la magnitud del problema”, solicitaba el texto. En cuestión de horas, los “Yo también” invadieron Facebook, Twitter y otros espacios online.

Desde Lady Gaga hasta actores homosexuales, cientos de miles acudieron a sus perfiles online para relatar sus experiencias. Además del hashtag #MeToo, otras frases similares se viralizaron el lunes por Twitter. En Francia se viralizó la frase: “Delata a tu cerdo”. Pese a que es imposible saber si todas las personas que publicaron el mensaje han sido víctimas de acoso, la viralidad de la iniciativa online revela la envergadura del problema. Muchas personas, según sugirió la escritora Alexis Benveniste, pueden haber sido víctimas de tales comportamientos pero prefieren no divulgarlo.

El hashtag ha provocado una discusión social entre periodistas, políticos y personas del mundo del entretenimiento sobre la cultura machista que continúa condicionando las relaciones entre géneros. Y ha reabierto el debate sobre la desigualdad y el acoso en EE UU. “Durante muchos años, las mujeres definían el acoso sexual que sufrían de esta manera: como algo de lo que no se hablaba, algo privado, algo de lo que estar avergonzadas de admitir […] El poder de #MeToo extrae eso que las mujeres se habían callado y lo convierte en un movimiento”, reflexiona la periodista Sophie Gilbert en The Atlantic.

En los últimos días, decenas de actrices famosas han reconocido públicamente ser víctimas de las acciones de Weinstein, una de las personas más influyentes del cine estadounidense. Entre ellas se encuentran intérpretes como Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow o Cara Delevingne. Durante años, el productor presionó, obligó y chantajeó a empleadas de su empresa The Weinstein Company, de la que ya ha sido destituido, para que le hicieran favores sexuales. Weinstein llegó a acuerdos económicos con numerosas mujeres mientras que otras no denunciaron hasta ahora las agresiones por miedo a que eso frustrase sus carreras profesionales.

El torbellino de acusaciones contra Weinstein se desencadenó tras la publicación hace dos semanas de una investigación del diario The New York Times revelando el patrón agresivo del productor desde hace años. Este lunes, The Weinstein Company anunció que está negociando su venta.

 

 

EL PAIS

nyo

Comments

comments