Miguel Mateos, el rock and roll es su obsesión

CIUDAD DE MÉXICO.

Con una trayectoria de más de 45 años en la escena del rock en español, Miguel Mateos ve con desolación el panorama de la música actual, específi­camente con géneros como el reguetón. Sin embargo, obser­va su propia propuesta sonora como parte de la oposición.

Desde el punto de vista del argentino, el reguetón es un género invasivo que tiene una resonancia tal, que tan sólo refleja el panorama negativo del mundo actual.

“Dada a esta invasión del reguetón con sus letras tan precarias y frívolas, lo que yo antepongo es un disco de contenidos. No es mejor ni peor, sino es lo que hay que contraponer a esa precarie­dad, a esa frivolidad insulsa y pasajera.

“Propongo contenidos que tienen que ver con la libertad, la deshumanización a par­tir de las redes y otros temas que tienen que ver con la ac­tualidad; ideas que nos ponen a pensar y tienen que ver con una búsqueda interior, más adulta y experimentada desde mi punto de vista de escritor.

“La precariedad no es so­lamente musical; es humana. La fragmentación es absolu­ta a todo nivel como una cosa tremendamente pobre. Es un movimiento y yo ten­go que anteponer lo contra­rio”, afirmó en entrevista con Excélsior.

El intérprete de Atado a un sentimiento y Obsesión trabaja en un nuevo material discográfico en el que se in­cluye la canción El asesino del rock and roll, uno de los temas con los que desea revivir estos conceptos.

“Estamos en la fase más creativa, más productiva del disco que será casi doble, casi con 16 o 17 canciones. Las iremos revelando algu­nas antes de final de este año y otras a comienzos de 2019. Nos adaptaremos a la épo­ca”, reveló acerca del que será su noveno álbum de estudio como solista.

Incluso, no descarta cola­boraciones con otros expo­nentes. Entre los mexicanos que tiene en la mira están Cai­fanes, Café Tacvba y Maldita Vecindad.

Miguel Ángel Mateos So­rrentino, su nombre real, ade­más trabaja en una obra de teatro musical no biográfi­ca, pero sí con sus canciones, que tiene previsto estrenar en 2020.

“Estoy pensando en una especie de ópera sinfónica y con banda para el 2020, estoy escribiendo eso. Mi cabeza y mi espíritu creativo siguen es­tando y sigo pensando en pro­yectos hacia adelante. Mi obra soy yo, me representa, aunque no necesariamente serán bio­gráficas. De alguna manera las canciones cuentan la his­toria, pero no todas como las de desamor, soledad o falta de libertad tienen que ver conmi­go, pero las letras y los conte­nidos me tocan”, precisó.

EN HOMENAJE

El compositor realiza un tri­buto al álbum Solos en Amé­rica, de 1986, por sus más de 30 años, en el que lanzó te­mas emblemáticos del rock en español como Cuando seas grande, Llámame si me necesitas, Mi sombra en la pared y Es tan fácil romper un corazón, entre otros.

Su gira incluye México donde se presentará, primero, en el Teatro Diana en Guada­lajara, Jalisco, el 21 de junio, y un día después en el Frontón México de la capital del país.

“La gira forma parte de este tributo a las nueve can­ciones de este álbum icónico dentro de la movida de Rock en tu idioma que se generó en México en la década de 1980, acompañando un poco la sa­lida de este disco que sigue teniendo temas consistentes y vigentes.

“El show va a tener esa co­lumna vertebral, pero va a es­tar completado con muchos otros clásicos de los años 90 y canciones de otros discos”, explicó el músico de 64 años de edad.

El material fue remaste­rizado en 2017. Fue así como el cantante retomó el álbum y esta gira por Argentina, Méxi­co y Chile.

“Fue editado en vinilo, re­masterizado en Los Ángeles, suena tan maravillosamente actual que nos ha dejado sor­prendidos. Vimos cómo hacer un show y tratando de divul­gar esos sonidos tan particu­lares de guitarras y tambores que tienen una reverbera­ción especial, sintetizadores y efectos tan propios de la épo­ca. De esa manera lo recons­truyo”, señaló desde su lugar de origen, Buenos Aires.

Excelsior

Comments

comments