Microsoft dice adiós a la realidad virtual en Xbox

Mientras Sony sigue potenciando enormemente la compatibilidad de su consola con su set de realidad virtual, PlayStation VR, su mayor competidora en materia de consolas de sobremesa ha decidido dar un paso atrás, al menos desde el punto de vista que supone animar a los desarrolladores a programar nuevos títulos en realidad virtual para su plataforma.

O al menos eso es lo que se extrae de la última entrevista concedida por Mike Nichols, Chief Marketing Officer de Microsoft, a Gamesindustry. Y es que en 2016, en pleno boom de la realidad virtual en los videojuegos, Microsoft dijo que su consola sería capaz de ofrecer realidad virtual de alta fidelidad a la vez que dejaba la puerta abierta a la llegada de los grandes fabricantes de VR, Oculus y VIVE, de llevar su tecnología a la consola.

El asunto es que ahora la compañía parece que no tiene ningún plan concreto para potenciar el apartado de realidad virtual, con el que su principal competidor esta muy comprometido. Si bien es cierto que no hay un gran entusiasmo en el mercado del triple A para llevar sus títulos a esta tecnología en exclusiva, quitando algunas alternativas como REVII que permite el juego completo con VR, la cosa tiene sentido.

En este sentido, según el directivo de Microsoft, lo que la compañía quiere hacer es enfocarse en el uso de la realidad mixta en el PC, algo que tiene sentido teniendo en cuenta el soporte que Microsoft está dando a la tecnología de HoloLens y sus planes para extender esta tecnología en el futuro. En la parte contraria, según Mike Nichols:

“No tenemos ningún plan específico para las consolas Xbox en realidad virtual o realidad mixta. Nuestra perspectiva al respecto ha sido y continúa siendo que el PC es probablemente la mejor plataforma para la realidad virtual más inmersiva”.

Parece, pro tanto, que los usuarios de Xbox no verán a corto plazo títulos en VR para su plataforma ni a Microsoft desarrollar un casco similar al de Sony para su consola. Lo más grave del asunto es que ese soporte avanzado, prometido para el futuro, se quedará por el camino, y los usuarios tendrán que conformarse con el PC para dar rienda suelta a la VR.

Hipertextual

Comments

comments