‘Mi patria eres tú’, una historia apasionante

CIUDAD DE MÉXICO.

Este lunes 18 de junio Imagen Televisión estrenará la tele­serie Mi patria eres tú, pro­tagonizada por las estrellas turcas Halit Ergenç y Bergüzar Korel, que además de mostrar escenarios espectaculares y grandes actuaciones, na­rrará una historia inspirada en un personaje real que fue fundamental para el Imperio Otomano.

Se trata de Mustafa Mümin Aksoy, quien nació en Esmir­na en 1892 y dedicó su exis­tencia a labores militares al servicio del ejército Otomano.

En 1911 Mustafa se graduó como teniente y un año des­pués combatió en la Primera Guerra de los Balcanes, que tuvo lugar al sureste de Eu­ropa, donde se enfrentaron el Imperio Otomano contra la llamada Liga de los Balca­nes, conformada por Bulgaria, Montenegro, Grecia y Serbia.

En este punto de la historia aparece Cevdet (Halit Ergenç) —que en la vida real fue Mus­tafa Mümin Aksoy— un ofi­cial de alto rango del extinto Imperio Otomano (Turquía), que arriesgó su vida para de­fender a su amado país de los griegos.

En la realidad, este alto oficial trabajó en labores de inteligencia y contraespiona­je, se inmiscuyó en el ejército griego y se ganó la confianza de los altos mandos, obvia­mente, para el pueblo turco, era un traidor por ‘colaborar’ con el enemigo.

Alguna vez declaró que más que las balas que reci­bió en la batalla, lo que más le dolió fue que su gente lo lla­mara traidor.

La información que Mustafa envió a los otoma­nos fue crucial porque incluía datos como las ciudades a in­vadir, el destino de los carga­mentos de armas y quién iría como espía de Ankara (capital de Turquía), entre otros datos.

La última información que compartió con Ankara, fueron los planes de colonización y posterior repartición de Ana­tolia (Asia menor) por parte de Grecia y sus aliados, Inglate­rra, Francia, Rusia y Armenia.

Las actividades de Musta­fa Mümin Aksoy fueron des­cubiertas por la fuerza griega, tras lo que fue encarcelado en diversas ocasiones.

Su cautiverio duró va­rios años y regresó a Turquía hasta 1923, como parte de un acuerdo de intercambio de prisioneros con Grecia.

En 1948, a la edad de 37 años murió por tuberculosis.

Mi patria eres tú es el fiel retrato de la apasionante vida de Mustafa, que buscará atra­par al televidente.

Excelsior

 

Comments

comments