MGMT, pese a Trump, son más positivos

El 20 de enero de 2017, Do­nald Trump se convirtió en el presidente número 45 de Es­tados Unidos. Dos meses an­tes, el proceso electoral que dio la victoria al empresario se convirtió en un hecho que, para bien o para mal, tocó la vida de millones de personas en el país.

A Ben Goldwasser y An­drew VanWyngarden, inte­grantes del dueto MGMT, el hecho de que Trump ganara la elección de 2016 los tocó de tal forma que, sin conver­tir su música en una declara­ción política, los inspiró para componer temas de su nueva producción discográfica Little Dark Age.

“Creo que las elecciones del 2016 en Estados Unidos fueron un punto de vuelta mientras estábamos escri­biendo las canciones del dis­co, y me parece que no sólo para nosotros, sino para mu­cha gente fue un evento muy grande, algo que tocó muchas vidas. El ver el resultado de la elección y ver cómo la gente se comenzó a comportar al­rededor de eso, creo que nun­ca habíamos visto que algo así sucediera en el país.

Nosotros siempre hemos evitado escribir música so­bre política, pienso que so­mos más apolíticos, pero nos perturbó mucho lo que estaba sucediendo y fue por eso que quisimos escribir temas que fueran optimistas. Por cual­quier razón que haya sido que tantas personas votaran por este tipo, que es un comple­to imbécil, nos movió mucho”, dijo Goldwasser en entrevista telefónica con Excélsior des­de Los Ángeles, California.

Para los originarios de Connecticut, Estados Uni­dos, fueron necesarios cinco años de hacer una vida ‘nor­mal’ para encontrar de nueva cuenta el camino y la inspira­ción necesaria para entrar una vez más al estudio. Necesita­ban un espacio que los moti­vara a volver a escribir y eso lo encontraron al retomar lo que era su vida antes de MGMT.

“Tomamos una oportu­nidad para regresar a tener una vida un poco más nor­mal y eso nos ayudó muchí­simo para ahora regresar a la música, ya que pudimos vivir nuestras vidas y tener nuevas experiencias para poder es­cribir. Yo me mudé a Los Án­geles hace tres años y Andrew también quiso hacer una vida más doméstica.

Estuvimos hablando de hacer música nueva durante mucho tiempo, a pesar de que estuvimos muy activos hablá­bamos mucho de lo que que­ríamos sacar, tomó un poco y por supuesto necesitába­mos encontrar la inspiración que necesitábamos y mucha de eso vino de reunirnos de nuevo con nuestros amigos, volver a salir, retomar lazos”, señaló Goldwasser.

Una vez preparados, el dueto tuvo listas 10 canciones que conforman Little Dark Age, su cuarta producción de estudio que además de ser su regreso a la escena musical, también les permitió arries­garse con nuevas cosas, ba­lancear entre lo que sus fans esperan de ellos y lo que ellos quieren decir, y aprender una nueva forma de trabajo, que en un inicio fue un reto.

“Regresar al estudio fue algo muy bueno a pesar de que tuvimos que resolver el tema de que yo vivo en la cos­ta oeste y aprendimos a cola­borar a larga distancia que al principio fue un reto pero fi­nalmente aprendimos una nueva manera de trabajar que beneficia a la banda en la que nos arriesgamos a ver qué pasaba. Fue una oportu­nidad también para probar cosas nuevas, no quisimos meter muchísima gente en el estudio, quisimos enfocarnos en esa parte de intentar cosas que no habíamos hecho y eso alimentó muchísimo el pro­ceso creativo de este disco.

No regresamos a nuestras raíces, lo que hicimos fue tra­tar de no hacer lo que en algún momento nos produjo inse­guridad o con lo que no nos sentimos cómodos, eso fue lo que no quisimos y entonces de algu­na forma tomamos la parte de cómo al principio pensá­bamos en lo que a la gente le gustaría escuchar de noso­tros, aunque tam­bién ahora tenemos muy presente lo que nosotros queremos expresar. Han pa­sado 10 años desde que em­pezamos a hacer música y sí seguimos contemplando esa parte del público, pero encon­tramos un balance con lo que también nosotros queremos”, agregó el estadunidense.

Si bien MGMT lleva en la escena musical una dé­cada, durante cinco años decidieron mantenerse ale­jados de la misma. Ahora que han vuelto han notado cómo las cosas han cambiado y, de igual forma que hace 10 años, continúan apostando a los avances y los cambios.

“Las cosas han cambiado mucho no sólo desde hace cinco años sino desde hace 10 que comenzamos, cuan­do sacamos nuestro primer disco. Me parece que las dis­queras estaban en negación del hecho de que la gente es­taba comenzando a descargar música, el streaming estaba comenzando y que era el futuro nues­tro hoy.

De alguna ma­nera nos sentimos liberados, pero si bien todavía hay gen­te que está en negación noso­tros pensamos que se puede seguir adelante y que hay mu­cha gente que ve el mundo de forma diferente y que lo en­cuentra en las cosas nuevas que podría tomar la industria”, concluyó el músico, quien de­claró que pronto pueden visi­tar México de nueva cuenta.

EXCELSIOR

Comments

comments