México, en tierra de gigantes

Llegó la hora: No más pruebas. La Selección Mexicana inicia uno de los momentos cumbre en 2017 (junto a las eliminatorias) cuando este domingo debute en la Copa FIFA Confederaciones Rusia 2017 ante Portugal.

El Tri, como Campeón del Norte, Centroamérica y el Caribe, chocará frente al Campeón de Europa. Ante un estado de gracia en las Eliminatorias de Concacaf y con el boleto al Mundial 2018 muy al alcance, el mandamás del viejo continente representa un rival de élite para medir los alcances que tiene actualmente el conjunto dirigido por Juan Carlos Osorio.

México llega a un certamen que conoce bien, prácticamente a la perfección. La oportunidad que ofrece el certamen que agrupa a los Campeones de cada una de las 6 regiones bajo las cuales la FIFA divide el planeta, más el Campeón del Mundo y la anfitriona Rusia.

Con solamente dos partidos perdidos bajo su gestión, Juan Carlos Osorio ha logrado concretar un equipo sólido y con muchas variantes… quizás más de las deseadas en algunos momentos. Las críticas al colombiano se basan en la falta de un once indiscutible, máxime si se toma en cuenta al rival en turno.

Ahora, en un torneo muy corto como la Copa Confederaciones, el Tri podría presentar más cambios respecto a sus últimos compromisos. México llega con la baja de Jesús Manuel Corona (Jürgen Damm ocupará su lugar) y también está la incógnita de la participación de Rafael Márquez, el experimentado jugador del Atlas que sale de problemas físicos y podría retomar la actividad en Rusia 2017.

La presión no disminuye en el conjunto mexicano, única escuadra de las ocho participantes que sabe lo que es levantar una Copa Confederaciones, hecho que contrasta con lo que ofrece Portugal históricamente, ya que debutará en el torneo.

Los lusitanos llegan a Rusia con el cartel de Campeón de la Eurocopa Francia 2016. Contra todo pronóstico, el equipo de las “Quinas” se adjudicó el trofeo más anhelado en el viejo continente y la Confederaciones servirá para dejar en claro que su logro en Saint Denis no fue obra de la casualidad.

A diferencia de Alemania, Portugal se toma muy en serio esta competencia. Los dirigidos por Fernando Santos harán uso de sus mejores armas entre las cuales sobresale la gigantesca figura de Cristiano Ronaldo; el astro del Real Madrid comanda una generación talentosa, ríspida para cualquier rival, con juventud más que prometedora pero al mismo tiempo con un tramo recorrido suficiente para inquietar a los más experimentados.

No solo de Cristiano vive Portugal, sino también de elementos de alta calidad como Bruno Alves, Joao Moutinho, Pepe, André Gomes, Danilo, André Silva o Quaresma, todos con una base sólida y un esquema perfectamente bien definido por Fernando Santos, quien para esta ocasión apartó a Renato Sánchez y Éder, dos héroes indiscutibles en Francia 2016.

Tres ocasiones se han visto las caras ambos equipos en la historia, con saldo muy favorable para los europeos, que acumulan dos triunfos ante los americanos (2-1 en el Mundial 2006 y 1-0 en un amistoso de 2014) por un empate (0-0 en amistoso celebrado en Lisboa en 1969).

Es un momento sin retorno. Portugal y México, que comparten el Grupo A con los anfitriones y Nueva Zelanda, demostrarán sus mejores armas en la Arena Kazán de Rusia en un duelo a muerte y también con cierto ambiente de Mundial 2018.

MÉXICO llega a un certamen que conoce bien, prácticamente a la perfección.

Comments

comments