Mexicanos destacan en competencia de NASA

Ciudad de México.- En el país existen jóvenes interesados en el desarrollo de ciencia y tecnología que han destacado en concursos internacionales. Este es el caso del equipo del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), campus Cuernavaca, que compitió obteniendo premios internacionales en el museo U. S. Space & Rocket Center en Huntsville, Alabama, Estados Unidos.

Esto fue en la competencia organizada por la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) NASA Human Exploration Rover Challenge. En esta, el equipo mexicano se encontró acompañado de estudiantes y sus equipos respectivos de la Universidad Aeronáutica en Querétaro y la Universidad Politécnica de Tapachula, Chiapas, siendo un total de 99 equipos de otros países como Estados Unidos, Brasil, India, entre otros. En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, David García Suárez, director de la carrera de ingeniería mecatrónica del Tecnológico de Monterrey en Cuernavaca y tutor del equipo, habló al respecto.

Orgullo Tec

En esta competencia se trató de diseñar y construir un vehículo para exploración espacial tripulado por un hombre y una mujer siendo una de las características principales del reto que no tiene motor y debe ser diseñado para poder compactarse a no más de cinco pies cúbicos si se tratara de transportar en naves espaciales como lo simula la competencia. Posteriormente, el vehículo tripulado debería desplegarse y ser funcional en el sitio de exploración.

Al no usar motores, la tracción es generada de forma motriz humana, pues tiene un sistema de transmisión tipo cadena con bandas como una bicicleta, “a través de todo el sistema de transmisión que diseñaron y construyeron nuestros alumnos se lograron mover las cuatro ruedas”, explicó el ingeniero.

Además, debía tener la capacidad de moverse sin motor a través de una pista de media milla que simula terreno extraterrestre con planos inclinados y pendientes, cráteres, rocas, camino que el equipo deberá recorrer en el menor tiempo posible. La implementación de un diseño y construcción de vehículo desarmable permitió a los estudiantes desarrollar sus habilidades en ese rubro, así como evitar gastos mayores de traslado desde Cuernavaca, México, hasta Alabama, Estados Unidos. El diseño para esta competencia tuvo una duración de seis meses, siendo esta la quinta participación consecutiva del equipo.

 

 

CONACYT

 

 

nyo

Comments

comments