Marisa López Arce, destacada xalapeña

A pesar que en estos tiempos la tecnología ocupa un amplio terreno en las actividades cotidianas de las personas, hay un amplio sector que no forma parte de ello y su tiempo lo utilizan para practicar alguna disciplina.

El caso más acertado es el de Marisa López Arce, quien entre su trabajo, rescatar felinos, organizar atléticas y realizar actividades en su hogar, se da el tiempo necesario para participar en carreras pedestres mejor conocidas como Trail.

Estar cerca del deporte para ella no es nuevo, ya que desde los cinco años de edad siempre lo ha tenido de su lado.

Aunque su amor por las competencias atléticas se fortalecieron hace cinco años, Marisa ya cuenta con más de cien medallas obtenidas por participar en varias, y una de ellas fue la que recientemente realizó Diario de Xalapa en su 75 aniversario.

Cuando cursó la primaria, en la “Josefa Ortiz”, parte de su tiempo lo dedicó a la danza contemporánea, posteriormente en la secundaria practicó natación, al pasar a la preparatoria, se dedicó a levantar pesas, ya que por sus tiempos era lo que más se acomodaba a su agenda. En la universidad, realizó yoga, king boxing, entre otras cosas.

Ahora ya está de lleno en las carreras atléticas, pero para competir, tiene que realizar un acondicionamiento físico de acuerdo a lo que le recomienda la clínica a la que asiste, esto porque con el paso del tiempo ha sufrido diferentes lesiones.

La también licenciada en Ciencias y Técnicas de la Comunicación no sólo ha competido en Veracruz, también en el extranjero, y fue cuando tomó parte de la Carrera de la Narices,que se lleva a cabo en Barcelona, España los 31 de diciembre. Otra de la que ha tomado parte es la del Golfo, justa de talla internacional.

Cuenta Marisa que el gusto por las competencias de fondo nació como un reto para ella: “Un día un grupo de amigos organizaba una incursión a una carrera, al saberlo, me acerqué y pregunté del porqué no me invitaban y me dijeron que iban a la atlética de Avanradio en su novena edición, pero como yo practicaba yoga no podría, porque según no corremos”, recordó.

Lejos de bajarle el ánimo, lo utilizó como un envión, y más porque Luis Hernández, uno de los mejores atletas en la historia de Xalapa, quien ganó la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de 1975 en la Ciudad de México, y tercer lugar en la carrera de San Silvestre de Sao Paulo, Brasil, ante corredores de todo el mundo, la apoyó para que pudiera presentarse a esa justa atlética.

“Me dijo que no me pusiera triste, que si quería competir, él me entrenaría. Sí él me estaba diciendo que sí puedo correr, adelante, lo voy hacer. Un mes antes fuimos a correr todos los días cuatro kilómetros, además me contaba historias de los juegos en lo que tomó parte, olimpiadas y muchas cosas más que me motivaban. A partir de ahí no he dejado de participar y hasta la fecha no he parado”.

Tras cumplir con su primera competencia, decidió que sería el comienzo de una nueva etapa, la cual ahora la tiene como un estilo de vida que contiene retos, así como mucha disciplina, algo que ella ha realizado al pie de la letra desde que se puso el reto de competir.

Los Trail, Marisa los compara con la vida, porque “no se sabe que va a pasar, sólo tienes en mente la meta, y no sabes lo que pasará en el camino. Pueden cambiarte la ruta, por las inclemencias del clima, pero al final llegas a la meta y es como el final del día. Llegar al final es una sensación de éxito, felicidad, la verdad es algo muy bonito”.

Ahora al darse cuenta lo que provoca en su vida el correr, dijo que ojalá se animaran más personas a practicar este deporte y que no se preocupen en llegar en primer lugar o en último, ambos lugares son muy importantes.

“Algunos creen que sino hacen un tiempo récord como corredor elite, o no eres de los primeros en cruzar la meta, no cuenta, y claro que sí, lo mismo cuenta ser el primero que el último. Puedes correr, trotar, caminar, por eso ojalá más gente de anime, se divertirán como lo hago yo”.

La también rescatista de felinos, ahora ya presume más de cien preseas, pero para conseguirlas se ha presentado en escenarios difíciles, en donde los retos y las distancias no son las mismas, pero gracias a su valentía y entrega ha logrado colgarse cada una de ellas con orgullo.

Con una sonrisa, dijo que las recompensas no son las medallas, ya que en ocasiones no dan, es conocer gente, comunidades, pero sobre todo sentirse libre al momento de estar participando y llegar a la meta.

El amor que tiene por el deporte es tan grande que no se había dado cuenta que estaba trabajando de más y por lo mismo las lesiones se presentaron en su cuerpo.

“Hace dos años tuve una lesión en las dos rodillas. Tuve desgaste de cartílago y fue por exceso de ejercicio que no supe controlar. Estuve fuera casi seis meses de las competencias. Por un momento pensé que ya no iba a poder regresar, porque era un dolor que no me dejaba caminar. Pero con ejercicios y terapias junto a la constancia que se debe llevar de forma responsable, ahora me mantengo”, dijo.

Otras de sus pasiones junto a su mamá es el amor por los felinos, ya que cuentan con un refugio que se llama Gatera Xalapa.

Para ayudarse y poder darle alimentos a más 70 gatos, 10 perros, algunas tortugas, peces, entre otros, realiza una carrera atlética llamada “Cambiemos su mundo”. En su primera edición, tuvo la participación de 300 corredores y en la segunda 600.

Marisa comentó que la fecha de la tercera edición ya está en planes y su realización podría ser en abril de 2019, en donde se espera nuevamente activar el turismo en Coatepec, como en sus ediciones anteriores, ya que la mayoría de sus participantes fueron de otros estados.

Dicha justa tiene como sede el libramiento de Xalapa, en donde se cierra completamente el lugar para seguridad de las mascotas y los corredores.

Platicó que en una de sus ediciones hubo otras carreras, y aceptó que por un momento tuvo miedo de que no se presentaran participantes, pero no fue así.

“En mi segunda edición hubo otras el mismo día, al principio sentí un poco de temor, pero después me di cuenta que cada carrera tiene un público definido, cada una tiene una temática distinta, entonces la carrera ‘Cambiando su mundo’, si tuvo mucha participación”.

Expresó que para evitar este tipo de situaciones, ha creado una comunión con Running Ligh, Somos Runners, Tiempo Oficial y Menos Kilos Más Vida, para apoyarse entre sí.

“Me gusta trabajar con ellos y apoyarlos, porque cuando se realiza ‘Cambiemos su Mundo’ forman parte de la mía. Me gusta interactuar con ellos, además aprendemos siempre, tanto como organizadora y competidora. Me gusta siempre estar involucrada”, comentó.

Sin duda la vida deportiva que Marisa ha llevado desde los cinco años de vida la coloca como una mujer guerrera que sigue pelando contra lo que muchas personas no se atreven, contra el miedo, ese miedo que les impide realizar algo, y ella ha podido enfrentar como competidora, organizadora, rescatista, pero sobre todo como un ser humano que lleva como frase: “Trota, corre o camina, pero muévete”.

DIARIODEXALAPA

Comments

comments