Marcos Romero teme a la cárcel

El temor a terminar tras las rejas ha llevado al alcalde Marcos Romero Sánchez a impulsar la candidatura de su sobrino, Mariano Romero González, por la alianza PAN-PRD, cuyo único mérito es ser su operador de contratos para obra pública, recolector del diezmo y todopoderoso asesor, convencido que derrochando dinero del erario garantizará el triunfo de su delfín y se garantizará total impunidad.

La corrupción y el desvío de recursos del ayuntamiento no solo le han servido a Romero Sánchez para enriquecerse, ya que se jacta de haber negociado con el exalcalde y exdiputado federal, el también exrecluso, Bonifacio Castillo Cruz, para que acepte la candidatura por el Partido Encuentro Social (PES) y haga proselitismo a favor de Mariano Romero.

Para no perder el estilo corruptor, Marcos Romero también hizo las ge$tiones necesarias para que su hermano, Ricardo Romero Sánchez, fuese nombrado presidente del comité municipal del Partido Verde (PVEM) y como ese partido tendrá prioridad para la candidatura en la alianza con PRI, ya se vislumbra su imposición como abanderado, otra vez, una artimaña en busca de impunidad.

Comments

comments