Mal le fue a los restauranteros

Durante 2016 los restauranteros de la Barra de Cazones registraron un aumento hasta de 80 por ciento en sus ventas, en cambio, en este año las ventas no llegaron a incrementarse ni siquiera el 50 por ciento, afirmó la empresaria, Patricia Martínez Chavero.

Apuntó que incluso las personas que arribaron de otras entidades a las playas, traían consigo sus propios aliementos, lo que afectó en cierta medida al consumo que solía dejar esta población al sector gastronómico.

El paso del huracán “Franklín” vino a terminar de perjudicar las bajas ventas que se han presentado en este periodo vacional.

Por PAULO RUIZ VARGAS
Foto: Miguel Rivera Salinas

Comments

comments