Luto en alpinismo mexicano: mueren Daniel Araiza y Enrique González en andes peruanos

De acuerdo con el portal de noticias Freeman.com.mx, el accidente ocurrió ayer 18 de julio, alrededor de las nueve de la mañana, hora local. Los montañistas realizaban el descenso por la cara norte del Nevado Artesonraju, después de haber llegado a la cumbre.

Diego Wynter, mexicano integrante de la expedición, informó que Daniel y Enrique descendían a rapel en el cuarto largo técnico, cuando fueron desprendidos de la pared ante la caída de un serac o una especie de bloque de hielo fragmentado. Ellos eran los últimos de la expedición de 15 montañistas mexicanos; el resto bajó antes a salvo.

Según el reporte, tras el accidente, integrantes de la expedición dieron aviso a la Policía de Montaña del Perú y guías locales para coordinar el rescate. No obstante, cuando los encontraron, los alpinistas ya habían perdido la vida.

“No estaban haciendo algo extremo, era un ascenso que no era considerado peligroso y les ocurrió un accidente por algo totalmente ajeno a su experiencia y capacidad, algo que es imposible de controlar”, comentó Héctor Ponce de León, otro integrante.

“Les tocó la mala suerte y no cometieron un error hasta donde es evidente. Las condiciones de la montaña pueden ser impredecibles y ocurrió en esta ocasión”, agregó Wynter.

Freeman detalló que Daniel Araiza y Enrique González eran parte de una de tres expediciones mexicanas a los Andes Peruanos que coincidieron en la región para subir al Artesonraju por la cara norte, considerada una de las vías normales ante las condiciones de hielo y nieve constantes que caracterizan la montaña.

Antes de este viaje, los grupos mexicanos concretaron otras cumbres peruanas, como el Ishinca y el Tocllaraju.

El portal destacó el comentario de Elsa Ávila, una de las principales alpinistas mexicanas, quien tuvo contacto frecuente con Daniel Araiza en la reciente expedición que éste hizo al Denali, en Alaska:

“Vi la clase de persona que era. Las decisiones sabias que tomaba y que no se dejó llevar por impulsos, pero pasó algo externo, de las cosas a lo que todos estamos expuestos, en la montaña y en la vida. Quizá haya quien piense que no deberían haber estado ahí, pero, como montañistas, es justamente la búsqueda de vivir lo que nos lleva allá”, dijo.

De acuerdo con el reporte del portal especializado en deportes, Daniel Araiza “deja un legado como líder de una nueva generación de montañistas mexicanos llevando el deporte nacional a nuevos horizontes”.

Entre sus principales logros destacó “numerosos ascensos de relevancia técnica en América y Europa”, además del ascenso en noviembre de 2017 al Manaslu, “su único ochomil”, en expedición con Héctor Ponce de León.

Araiza Chávez se inició en el alpinismo desde niño. A los 10 años escaló el nevado de Colima. Formó parte del equipo de embajadores de ALTA Vertical y del grupo de alpinismo Línea Directa. Además, fue integrante del Club Alpino del Instituto de Ciencias (CAIC) y estudiante del CUAAD de la Universidad de Guadalajara.

También participó en proyectos como el Ice Calling junto al alpinista mexicano Héctor Ponce de León. Logró un ascenso en cordada en menos de 24 horas de The Nose, la pared del Gran Capitán, en el Parque Nacional Yosemite, en California, Estados Unidos.

El alpinista quería consolidar Summit Pro, la empresa que fundó con amigos para impartir cursos de escalada en roca, hielo y montañismo.

Entre los logros más destacados de Daniel Araiza Chávez se cuentan:
– 2010 Pisco (5752), Perú
– 2011 Chacraraju Este (6010), Perú
– 2012 Denali (6196), Alaska – West Rib en 36 horas 2013 Alpes
Les Droites (4000)
-Aguille du Midi (3842)
– 2014 Jurau B (5727), Huayhuash, ruta nueva en montaña virgen “El inca, el azteca y el cachaco”
– 2015 Piedra Bolada, Cañón de Candameña, Chihuahua
– 2016 IceCalling con Héctor Ponce de León
Slipstream, Snow Dome, Canadá
Huntington (3731), Alaska.

De Enrique González, el portal lo destacó como “joven guía de montaña, se encontraba en preparación para continuar la escuela de crecimiento establecida por Daniel y su generación, como parte del espíritu y responsabilidad de desarrollo del deporte y la cultura de montaña que los caracterizó en vida”.

 

 

PROCESO

nlx

Comments

comments