Los Santos Reyes se apoderan de Álamo

En la víspera del Día de Reyes, la ciudadanía alamense se alistaba ya para agasajar a los pequeños de sus casas: lo mismo consiguiendo juguetes o regalos, que adquiriendo la tradicional rosca de reyes en el tianguis o en las tiendas.

Bajo un clima de tranquilidad, pese a los actos de violencia y vandalismo que imperaban en otras ciudades del estado y del país, en esta localidad la paz y la calma parecían inalterables e invitaban a realizar las compras de temporada como en años anteriores.

Sólo la crisis económica detenía a muchos padres de familia, lo que a su vez mantenía a los comerciantes en la incertidumbre ante el temor de bajas ventas.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *