Los Quinametzin, los gigantes prehispanicos.

Los seres gigantes no sólo mencionados en las culturas y las civilizaciones antiguas de todo el mundo, su existencia es una parte clave del folKlore y la historia. Su presencia y su existencia se confirma en los textos religiosos, como son los textos sagrados de la Biblia y muchos otros. Sin embargo, por alguna razón misteriosa, los estudiosos de la ciencia convencional han encontrado que es muy difícil de creer que tales seres existían en el pasado.

De acuerdo con el Códice Ríos, o el códice Vaticano A, la traducción al italiano de un antiguo manuscrito escrito durante la conquista española, seres gigantes vivían en Mesoamérica. De acuerdo con las representaciones del códice, guerreros aztecas combatieron contra los seres gigantes

Se dice que cuando los españoles al ver “Teotihuacan” pensaron que los mexicas habian construido esta imponente ciudad, que lo impresiono por su belleza y complejidad

Pero los Nahuas dijeron, que ellos no habian construido esa ciudad, si no los Quinametzin ! Unos gigantes que habian construido la ciudad.

Diez Quinametzin se mencionan en la antigua mitología azteca. Se dice que cuando los conquistadores españoles llegaron a América vieron verdaderos gigantes de carne y hueso.

Según la leyenda, y los registros de la invasión española en el libro “Visión de los vencidos” gigantes vivían entre los aztecas, y uno de sus héroes, Tzilacatzin ayudó a luchar contra los españoles durante un intento de adquisición hostil de la antigua ciudad de Tenochtitlán.

Tzilacatzin logró defender Tenochtitlan lanzando grandes piedras a los conquistadores españoles, y su valor y la fuerza se puede ver en el Códice Florentino

Quinametzin es un término que refiere a una raza de gigantes en la mitología de Mesoamérica, particularmente entre los pueblos nahuas. En la mitología mexica con la Leyenda de los Soles, los quinametzin fueron la humanidad creada durante el Sol de Lluvia.

Su gobernante, de acuerdo con algunas versiones del mito, era Tláloc (López Austin, 1990), a quien le correspondió ser el sol que alumbró durante la tercera época cosmogónica, que concluyó cuando Quetzalcóatl hizo que lloviera fuego y los quinametzin murieron quemados.

A los quinametzin se les atribuía ser los constructores de la ciudad de Teotihuacan y del Tlachihualtépetl sobre el que se levantó el principal templo a la Serpiente Emplumada en Cholula. Los tlaxcaltecas relataban que, en tiempos cercanos a la Conquista española, ellos mismos habían luchado contra los últimos quinametzin.

Francisco Javier Clavijero estudioso del siglo XVIII, estaban convencidos de que los primeros ocupantes de México habían sido seres de estatura superior a lo normal, los humanos después llegados les llamaron Quinametzin Hueytlacame, que significaba enormes hombre deformes ó gigantes monstruosos, dando una coexistencia pacífica con ellos.

Comments

comments