Niños rescatados de la cueva en Tailandia serán novicios monjes budistas

El joven equipo de fútbol tailandés cuyo dramático rescate de una cueva captó la atención del mundo dio sus primeros pasos para convertirse en monjes budistas novicios el martes, en una ceremonia destinada a honrar a sus rescatadores.

Once de los 12 miembros del equipo que estuvieron atrapados en el sistema de cuevas durante más de tres semanas asistieron a una ceremonia de pre-ordenación el martes por la mañana, antes de que se completara su iniciación en un segundo evento por la tarde.

El gesto estaba destinado a honrar al teniente comandante Saman Kunan, un exSEAL de la marina tailandesa que murió durante la operación de rescate en una cueva el 6 de julio.

Uno de sus compañeros de equipo, Adul Sam-on, es cristiano, y en lugar de ir a la ceremonia budista asistió a una iglesia local para realizar una ceremonia por separado.

Los otros comenzarán su turno de una semana como novicios budistas desde el miércoles por la mañana, cuando se afeitarán la cabeza. La práctica se considera un gran honor en Tailandia.

Saldrán del monasterio y regresarán a la vida civil el 3 de agosto.

Los miembros del equipo Wild Boars fueron dados de alta del hospital la semana pasada, luego de ser rescatados de una cueva por un equipo internacional de buceadores mientras el mundo observaba.

El grupo ingresó el 23 de junio y estuvo desaparecido durante 10 días, antes de ser descubierto atrapado dentro del sistema de cuevas.

Dos de sus rescatadores, los buzos australianos Craig Challen y Richard Harris, fueron galardonados con la Estrella del Coraje por el gobierno australiano en una ceremonia el martes.

El entrenador de los niños es exmonje.

CNN

Comments

comments