Hasta los cerdos se roban

Los amantes de lo ajeno cada día adoptan nuevas formas para lograr dinero rápido y a costa de la buena voluntad y a veces ignorancia de la gente, el robo de cerdos se ha convertido en una de estas, por lo que mucha gente ya ha sido sorprendida por solitarios delincuentes.

Hasta el momento no se han presentado denuncias al respecto, pero se sabe que los hampones ya han actuado en comunidades pequeñas, sobre todo en la periferia de estas, y rancherías.

Los ladrones llegan con el cuento de comprar cerdos grandes, así que hacen el trato y suben los animales a la camioneta; con el cuento de que van por el dinero entran a la cabina y se alejan rápidamente, dejando a las víctimas sin oportunidad de hacer nada.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceso a La Opinión Digital


Recuperar contraseña