¡Lo matan en intento de robo!

ÁLAMO, VER.- Una persona muerta de un balazo en la cabeza, y otra lesionada a batazos, fue el saldo de un violento intento de robo en un domicilio de la localidad Sierra de San Miguel, ocurrido la noche del viernes, trascendió este sábado.

Los sangrientos acontecimientos sucedieron alrededor de las 21:00 horas en la vivienda con tienda de abarrotes propiedad de la familia Sosa Baltazar, cuando presuntamente el negocio ya estaba cerrado, pero los moradores de la casa todavía estaban despiertos y conversaban en la sala.

Según los comentarios vertidos por la persona que sobrevivió al ataque, Wenceslao Sosa Baltazar, de 27 años, él y su padre, Ernesto Sosa Hernández, de 65 años, se hallaban sentados en el interior de su casa, con una de las ventanas abiertas, cuando de pronto entraron dos sujetos encapuchados y los sorprendieron.

Los delincuentes les habrían exigido dinero, pero debido a que el ahora occiso negó en todo momento tener efectivo, le dieron un balazo en la frente, mientras que a su hijo lo tiraron al suelo donde lo golpearon con un bate en el cuerpo y la cabeza, hasta dejarlo inconsciente.

En el domicilio también se encontraba la esposa del ahora difunto, y madre del lesionado, así como una bebé, quienes no sufrieron daño alguno, se dijo.

Tras el presunto frustrado robo, los maleantes escaparon y huyeron con rumbo desconocido, sin que hasta este sábado por la tarde la Policía tuviera pistas sobre su identidad y paradero.

Esa misma noche, vecinos del lugar solicitaron el auxilio de socorristas por lo que hasta aquella localidad acudió personal de la brigada Emergency Medical Service, para atender a Wenceslao, quien al parecer presentaba varias costillas de lado izquierdo fracturadas, así como una herida cortante de alrededor de cinco centímetros en la cabeza.

Más tarde acudió el perito criminalista de la fiscalía investigadora y elementos de la Policía Ministerial para iniciar las primeras diligencias sobre el homicidio perpetrado en agravio de don Ernesto, cuyo cuerpo fue trasladado al servicio médico forense de la ciudad portuaria de Tuxpan para la necrocirugía de ley.

Comments

comments