Lo criaron pensado que era un perro y resultó ser otro animal carnívoro

China.- Vaya sorpresa se llevó una familia cuando descubrió que su fiel mascota, a quien habían criado desde cachorro, no era  el ejemplar que ellos pensaban.

Sorprendidos quedaron cuando se enteraron de que el can, un supuesto ejemplar de raza mastín tibetano, era realmente un oso negro en peligro de extinción, de acuerdo con la información de medios locales.

La señora Su, de la provincia de Yunnan, tardó dos años en darse cuenta que el animal que había adquirido era un oso de aproximadamente un metro de alto y 200 kilogramos de peso.

“Se puede comer una caja llena de frutas y dos cubos de fideos al día”, asegura el ama de casa.

Ante la noticia y conscientes del peligro y las consecuencias legales de tener un animal silvestre sin los permisos necesarios, los propietarios decidieron acudir a la Policía Forestal.

Eligieron lo mejor para el oso negro: lo enviaron a un centro de rescate de vida silvestre para que recibiera las atenciones que necesita.

Las autoridades señalaron que se trataba de un oso negro asiático, una especie protegida en aquel país.

Sin embargo, a pesar de la magnitud que significa mantener a un ejemplar silvestre como este, el veterinario demostró que no tenía signos de lesiones ni problemas de salud.

Muchos osos y sus crías están en peligro de extinción ya que son blanco de contrabandistas en Asia, ya que muchas personas suelen usar partes de su cuerpo para fabricar medicamentos.

Debate

Comments

comments