Lluvia no impide celebrar a muertos, familias visitan tumbas de sus seres queridos ya fallecidos

La pertinaz lluvia, el olor a incienso, el aroma de la flor de cempasúchil, maricachi, los colores propios del Día de Todos Santos en medio de un día gris, dieron vida a una de las celebraciones y tradiciones más importantes del país.

A temprana hora decenas de familias comenzaron a llegar al panteón municipal de la Santísima Trinidad, aún no llovía y pintaba para un día agradable, pero cerca de las 11 de la mañana comenzó a llover pero esto no impidió el arribo de visitantes que iban a ver a sus fieles difuntos.

Cerca de las 13:00 horas inició la misa eucarística que ofició el padre Jhony, en presencia de los visitantes y del alcalde Francisco Javier Velázquez Vallejo, la diputada federal Raquel Bonilla, entre otras autoridades.

POR ÁNGEL SCAGNO CASTILLO

INFORMACIÓN COMPLETA EN LA VERSIÓN IMPRESA DEL DÍA 03 DE NOVIEMBRE DEL 2018

 

Comments

comments