Llegan menos tortugas, depredación y caza aumentan

Prestadores de servicio de la zona conocida como “La Bocana”, perteneciente a la localidad Rancho Playa, lamentan que uno de los principales atractivos con los que se contaba en la zona, las tortugas marinas, esté siendo afectado por la caza indiscriminada y depredación de sus huevos.

Pedro Cruz, pescador desde hace más de 16 años, lamentó que ante la falta de patrullajes por parte de las autoridades, la caza de huevos de tortuga se haya incrementado comparado con años anteriores donde el campamento tortuguero que operaba en la región, resguardaba los huevos de los quelonios hasta su eclosión.

“La gente no entiende, vienen a sacar los huevos, siguen ocupando redes prohibidas donde las tortugas se enredan y terminan muertas, no han aparecido en la orilla de la playa porque se las llevan para aparentar que no pasa nada, pero la verdad es que sí ha habido muchas muertes de esos animales que son preciosos y nos daban de comer, porque la gente venía a verlas”, señaló.

El entrevistado lamenta que justo cuando está por concluirse la carretera, con la que se podrá aumentar el turismo y la actividad económica, atractivos naturales como las tortugas, estén dejando de llegar a desovar. “Urge que el gobierno se ponga las pilas, había aquí un encargado del campamento, pero se fue hace algunos años y desde entonces las tortugas quedaron desprotegidas”, señaló.

Alta mortandad
De acuerdo con artículos publicados en diversos sitios web especializados, sólo una de cada mil crías de tortuga marina que eclosionan llegan a la edad adulta, es decir, sólo el diez por ciento volverá a desovar, ya que la mayoría morirá en el proceso de su desarrollo y el resto aún debe sortear la pesca furtiva.

Comments

comments