Liga MX nada en las lagunas de su propio reglamento

Ciudad de México .- De aclaración en aclaración por la ambigüedad de sus normas, la Liga MX ha nadado este semestre en varias lagunas de sus propios reglamentos.

La poca claridad sobre lo que sucederá con el Atlas vs. Tigres, originada porque no se aplicó el Reglamento de Competencia, es el mejor de los ejemplos.

Desde hace varios meses el organismo ha permitido atraso en el inicio de partidos, registro de jugadores fuera de los plazos, la participación de un equipo que no paga e incluso alineaciones indebidas, sin anunciar consecuencias.

CONTRADICCIONES REGLAMENTARIAS

A pesar de que este lunes la Liga esgrimió los motivos por los que el Atlas no perderá en la mesa el juego suspendido el sábado por su pantalla mal colocada, aún reina la incertidumbre.

Al inicio de la novela, la Liga afirmó que el partido se jugará en noviembre, pero Tigres condicionó la reprogramación a no verse afectado. Luego anunció que no tiene fechas disponibles, por lo que Atlas debería pagarle los costos de incumplimiento de contrato por alguno de los amistosos que tiene ya pactados para ese mes y tendría que cancelar.

La pregunta es qué pasará si los Zorros no pagan. El Reglamento de Competencia estipula que un partido suspendido lo perderá el local si el motivo no es por causas de fuerza mayor. Sin embargo, este lunes la Liga esgrimió otro Reglamento, el de Seguridad para Partidos Oficiales, para justificar que la reprogramación está dentro de las normas.

El Reglamento estipula que dos jugadores de un mismo equipo no pueden usar el mismo número en un torneo. Pero el 20 de Xolos ya fue usado por Paul Arriola antes de emigrar a la MLS, así como por el refuerzo Juan Iturbe.

A pesar de los hechos irrebatibles, la Liga emitió en un comunicado este domingo solo para señalar lo sucedido, sin avisar si habría consecuencias, pues el error habría sido del sistema de la Liga que permitió el registro, y no del club.

Otro caso peculiar fue el atraso de 9 minutos para iniciar el Cruz Azul-Monterrey de la Jornada 7, lo cual contraviene el Artículo 50 del Reglamento de Juego además de que el artículo 52 del Reglamento de Sanciones indica que el club debió ser sancionado con una multa, situación de la cual no se informó.

Ese día el juego comenzó hasta que la televisora dueña de los derechos de la Máquina terminó de transmitir el juego entre Las Palmas y Atlético de Madrid.

LAS DEUDAS Y LAS ALTAS EXTEMPORÁNEAS

Existen además algunos casos más delicados. El primero por las deudas de Cafetaleros de Tapachula con varios jugadores, por lo que debería ser desafiliado. Hasta el momento el equipo de Chiapas ha seguido participando en el Ascenso MX y los jugadores que exigen sus pagos, como el portero Liborio Sánchez, solo han podido ejercer presión mediante la Comisión del Jugador.

Otro caso es el del portero Guillermo Iriarte del Juárez FC, quien fue registrado después del Régimen de Transferencias. Después del mismo solo se pueden realizar movimientos con jugadores que proceden del extranjero o por alguno que se perderá el torneo por lesión.

Y aunque la Liga emitió un comunicado asegurando que su registro fue en tiempo y forma, el propio Iriarte aceptó en una entrevista televisiva que solicitó que se le permitiera contratarse con el equipo de Chihuahua en otra fecha.

Así es como la Liga MX ha tenido que sortear los casos en los que aplicar el reglamento afectaría los intereses de los clubes.

 

 

MEDIO TIEMPO

 

 

nyo

Comments

comments