Ley de Biodiversidad, retroceso para conservación de tiburones

Con la ley de biodiversidad que se plantea en la cámara de diputados parece que se va en retroceso en cuanto al estudio, conservación y exhibición de las especies, sobre todo de las marinas como los tiburones y las mantarrayas, señaló el director del área técnica del Acuario de Veracruz, Manuel Rodríguez Gómez.

En entrevista en el estudio “Don Fernando Pazos Sosa” para el programa Periodismo de Análisis, Rodríguez Gómez y varios especialistas del Acuario coincidieron en que la aprobación de la Ley de Biodiversidad afectaría la actividad y exhibición en dicho recinto.

Mientras en otros países se llevan a cabo medidas para mejorar la conservación de especies en acuarios, en México se plantea una reforma para inhibir su uso.

“Nosotros parece ser que vamos en retroceso en este sentido, en la aprobación de esta ley nos pegaría mucho, no podríamos tener tiburones que es una parte importante en la exhibición que tienen los acuarios”, dijo.

Por su parte, el biólogo Raúl Marín Osorio puntualizó que la ley de biodiversidad afectaría a los acuarios como centros de fauna y de investigación, donde se forman especialistas en vida marina.

Además, en el ámbito económico, afectaría a las personas que trabajan allí y a los que se dedican al ámbito turístico.

En el Acuario de Veracruz hay 24 ejemplares de tiburones de tres diferentes especies, de los cuales algunos tienen hasta 25 años de vida bajo cuidado humano.

El responsable de la pecera arrecifal y tiburonario del Acuario de Veracruz, explicó que la prioridad de los acuarios públicos es el bienestar animal, para saber cómo viven las especies afuera para entonces poder darles condiciones óptimas de nutrición y estancia en cautiverio.

David García Gómez, responsable del departamento de bienestar animal y condicionamiento operante del Acuario de Veracruz indicó que en este recinto las vivencias no están diseñadas a la ligera y se utilizan protocolos establecidos por organizaciones a nivel mundial.

Indicó que en el acuario de Veracruz se trabaja con normas con estándares más alto a lo que marcan las leyes mexicanas.

El médico veterinario zootecnista, Alejandro de la Rosa, señaló que las situaciones que contempla la Ley de Biodiversidad limita que las personas conozcan a las especies, así como la educación ambiental.

Pero también, el ingreso de recursos y su destino para la conservación de especies en peligro de extinción.

“Principalmente, que se puedan destinar parte de los recursos de los visitantes al acuario en beneficios de especies en peligro crítico, como aves varadas, manatíes, tortugas”, comentó.

El acuario de Veracruz apoya a distintas instituciones cuando se hallan especies varadas en las playas, para auxiliarlos y regresarlos a su habitad.

Finalmente, Miguel Hernández, responsable del departamento de Educación, señaló que los zoológicos y acuarios, son más que centros de exhibición o turísticos, sino que son centros de interpretación ambiental.

Es ahí donde los niños y adultos aprenden sobre la importancia de cada especie en el equilibrio del ambiente, así como su funcionamiento, biología y comportamiento.

Además, los tiburones en cautiverio también ayudan a los científicos.

“Quitar esas especies nos quitaría muchísimo del estudio e investigación que se hace en todos los acuarios del país”, comentó.

XEU

Comments

comments