La violencia golpeó al futbol; jugador de 3a y madre fallecieron en balacera

La violencia en el país golpeó al futbol, pues un jugador de 16 años del club Real San Cosme, de la Tercera División, perdió la vida en medio de una balacera en Reynosa, Tamaulipas, cuando viajaba con su familia, según relató a Mediotiempo Alejandro Rivera, director de operaciones del equipo.

Christian Suárez Hernández era delantero y el líder de su plantel, pero fue víctima de la inseguridad en un incidente donde también murió su madre, Fabiola Hernández Romero, mientras que su padre y hermana resultaron heridos.

“No hay una versión oficial, todavía están las investigaciones. Venía regresando de un partido de preparación contra Mineros Río Bravo y son víctimas de una balacera donde pierden la vida su mamá y él, además de que su papá y su hermana resultaron heridos, pero ya están estables”, relató Rivera aMediotiempo.

La Federación Mexicana de Futbol lamentó este hecho y mencionó que el transporte en el que iba el futbolista y su familia sufrió un ataque en la población de Anáhuac, en Valle Hermoso, Tamaulipas, cuando volvían a casa.

Rivera mencionó que ya pidieron protección a las autoridades locales, pues son varios equipos que sufren la inseguridad en esa zona, particularmente los que van como visitantes a Valle Hermoso.

“En esta zona somos tres equipos y los tres estamos preocupados por este tema. Somos el equipo de Río Bravo, Matamoros y los tres tenemos que cruzar por esa zona de Reynosa”.

‘ERA DE LOS QUE MÁS FUTURO TENÍAN’

El Club Real San Cosme comenzó hace tres meses con la idea de ahuyentar a los jóvenes de los problemas sociales para involucrarlos en el futbol.

“Nuestro proyecto surgió a raíz de trabajar con jóvenes sanos, que se dediquen a hacer cosas de provecho y sirvan de ejemplo para otros niños y sigan el camino del deporte”, relató Rivera.

“El proyecto nació gracias al apoyo del gobierno y desgraciadamente pasa esto, el chico era de Reynosa y todavía no se instalaba del todo en Valle Hermoso y pues no está tan lejos, son 40 minutos”.

Christian llegó al Real San Cosme tras ser campeón en una categoría inferior, con el Correcaminos Reynosa.

“Era un líder natural a sus 16 años de edad, acababa de ser campeón en Cuarta División con el equipo de Correcaminos Reynosa. Era un delantero con muchas habilidades y como persona era muy alegre”, agregó el directivo.

“Recuerdo un partido contra Gavilanes donde sufrió una fisura y como líder pidió que lo entablillaran para seguir jugando. Después vimos que era una fractura. Era un jugador de los que más futuro tenían”.

MEDIOTIEMPO

Comments

comments