La triste historia de Hope Solo, la portera de Estados Unidos

Esta hermosa mujer es la guardametas del equipo femenino de los Estados Unidos, una de las selecciones más poderosas a nivel mundial. Detrás de esos atractivos ojos celestes oculta una vida de sufrimiento y superación que ha tenido que sobrepasar para ser la figura que es hoy.

SU INFANCIA

La niñez de Hope Amelia Solo no fue fácil como cualquier niña de ciudad. Ya desde su nacimiento los hechos la marcarían como un ser especial y alguien muy diferente al resto. Hope fue concebida en la cárcel. Su madre visitaba con frecuencia a su padre que estaba en la prisión.

 SUS PADRES

En su libro, “Memorias de esperanza“, que es su autobigorafía es donde manifiesta muchas etapas negras de su vida, siendo la niñez la más tétrica. Su madre en la foto, Judy Solo tenía problemas con el alcohol. A pesar de todas estas dificultades explicó que Jeffrey John Solo, quien falleció en 2007 de un infarto: “Era mi padre, me cuidó y sigo queriéndole“.

SU OPINIÓN SOBRE ELLOS.- La vida de Hope, como la de tantos otros niños, fue marcada a fuego por sus padres. Ninguno de los dos fue un rol a seguir. Según Solo, su padre fue “un estafador, mujeriego y no podías confiar en él“. Mientras que su madre no se quedaba atrás y de ella opinó ser: “una alcohólica y un delincuente“.

EL SECUESTRO

En 1988, otro drama familia recaería sobre Solo. Ella y su hermano mayor Marcus fueron secuestrados por su propio padre, Jeffrey John. Su incontrolable padre fue arrestado luego de llevárselos a Seattle cuando tenía apenas 7 años. Ella declaró que posterior al hecho, no lo pudo ver por diez años.

SIN RENCORES

Con una visión madura de los hechos y ya formada como mujer, Hope opinó sobre el secuestro:”Jeffrey no supo ser responsable, ni un marido o un padre al uso, pero ayudó a crear la persona que soy ahora“. Más allá de lo doloroso que suena y lo que ha vivido de niña, no le guarda rencor a su padre y secuestrador.

Su belleza física y cara angelical esconden detrás una personalidad avasalladora que así como la ayudó a atravesar momentos muy difíciles, se ha pronunciado también en su carrera deportiva. Hope se ha ganado el desprecio de algunos profesionales por su estado de confrontatividad constante. Se dice que para ser portero hay que estar un poco loco, no?

VACACIONES DE TERROR

En otro episodio que involucró a sus irresponsables padres, Hope terminó durmiendo en un banco de un parque en el centro de la ciudad de Seattle, Estados Unidos. Su padre, quien era un ex combatiente de la guerra de Vietnam se la había llevado para pasar unas vacaciones. Aquella noche él fue arrestado.

COLEGAS QUE SUFRIERON SU IRA

Entrenadores y ex jugadoras de la selección, como Julie Foudy, han sido casos de que esta mujer tiene temperamento. Frente a su colega centrocampista tuvo un mano a mano cuando la acusó de cobarde y respondió: “No me importa lo que diga, yo voy a Río y ella se va su casa.“

VIOLENCIA DOMÉSTICA

La primera vez que Hope tuvo problemas con la ley fue cuando su hermanastra la acusó por haber tenido un altercado con ella y con su sobrino de 17 años durante una fiesta en junio de 2014. Esto ocurrió en Kirkland en las afueras de Seattle. Solo fue acusada por dos cargos menores derivados de esa discusión seguida de pelea y enfrentó cargos de presunta agresión y violencia doméstica. Ambos alegatos legales fueron retirados por una jueza de Seattle que no vio suficientes pruebas para comprobar los hechos.

LA SOLUCIÓN ES EL FÚTBOL

Hope Solo comenzó a jugar a la pelota en la escuela secundaria Richland y en la universidad de Washington se decidió a ocupar el puesto de portera. La morocha cumplió con todos los pasos que un futbolista puede. “El fútbol era lo único que me sostenía” explicó al describir lo que vivió durante su educación.

Primer llamado al Seleccionado

Tras sus pasos por Richland y la Universidad de Washington llegó el llamado que todo futbolista desea, el de la selección. En 1995 fue citada a la categoría Sub-16 de los Estados Unidos. Fue allí donde comenzó el idilio y no abandonaría nunca más el arco con los colores azul, rojo y blanco.

JUVENILES Y MAYOR

uego de transitar la secundaria, la universidad e iniciarse en las juveniles de los Estados Unidos, logró el paso más importante. Se consolidó en la Selección femenina de mayores. En abril del 2000 debutó en el encuentro que salió victorioso EE.UU por 8 a 0 frente a Islandia disputado en Carolina del Norte.

NO FUE A SU GRADUACIÓN POR EL FÚTBOL

Corría el año 2003 cuando Hope estaba terminando sus estudios en la Universidad de Washington. La talentosa mujer ya jugaba para los Philadelphia Charge y el mismo día tuvo que presentarse a disputar un partido por lo cual se le hizo imposible presenciar su graduación. La decisión pareció ser la correcta luego del paso del tiempo y al convertirse en una de las mejores en su puesto.

CARA DE UNA MARCA DEPORTIVA

La portera fue la cara de una marca muy conocida de deportes mundial. La marca de Beaverton, Oregon, Estados Unidos eligió a Hope para ser una de las representantes más importantes del deporte a nivel femenino. La empresa lleva adelante un estricto nivel de responsabilidades y figura positiva que sus representantes deben tener.

SUS SPONSORS LA APOYARON

Luego de los casos de violencia de varios representantes de la marca estadounidense vinculados a la NFL, estos fueron rescindidos del contrato unilateralmente. El caso de Hope fue diferente y pudo mantenerse con el vínculo activo. A pesar de ser considerada una chica mala e increpara a varios rivales, era la figura del fútbol femenino.

MEDALLA DE ORO

La futbolista tuvo el honor de recibir la máxima condecoración de los Juegos Olímpicos. Esta presea que muchos jugadores de alto nivel no pueden conseguir pero que Hope Solo la obtuvo en 2012. En Londres, donde se llevó a cabo aquel año. A nivel femenino, los JJ.OO son más importantes que el Mundial, a diferencia del fútbol masculino.

LA MEJOR ARQUERA DEL MUNDO

Hope tuvo una trascendental actuación y contribuyó para que EE.UU derrotara a Japón por 2 a 1 en la final de Londres 2012. Esa competición validó lo que muchos pensaban, que Hope Solo era la mejor portera del mundo. Fue el pico máximo entre tanta polémica y un desahogo después del sufrimiento.

Durante un control de la Agencia Anti Dopaje de los Estados unidos, Hope Solo dio positivo a una sustancia prohibida, el “Canrenone“ . Según ella, la medicación fue recetada por su físico terapeuta. Su ingesta fue por síntomas pre menstruales y ella alegó desconocer que contenían el extracto vedado. No se la suspendió pero sí se le avisó que no vuelva a ocurrir.

FUE VÍCTIMA DE HACKERS

Como si su vida no tuviese suficientes problemas, Hope Solo fue víctima de los delincuentes de internet. Un hacker publicó fotos comprometidas de la portera. Ella no fue la única dañada sino que otras 100 celebridades también. En las imágenes dadas a conocer en septiembre de 2016, se la ve desnuda de cuerpo entero sacándose una foto frente a un espejo. Y en la otra de espaldas mostrando toda su desnudez.

Comments

comments