La tierra prometida

Los terrenos de Pemex y un particular, en La Barita, son la tierra prometida para los “colonos” que liderados por Jorge Morales, pastor de una iglesia cristiana, así como Miguel Leyton, disidente de este grupo, se han asentado en el área desde hace algunos meses.

En el lugar entran a diario lujosos automóviles para supervisar varias construcciones y trabajos con maquinaria pesada, pero a pesar de todo el ayuntamiento no ha suspendido las obras y aseguran que no pueden intervenir a un predio que no es propiedad del Municipio, y deben de interponerse denuncias penales por parte de los afectados.

Por su parte el delegado de Patrimonio del Estado, Carlo Magno Mendoza Trápala, apuntó que por ahora se sabe que los invasores han presentado oficios en la oficina central en Xalapa para que se pueda desincorporar este predio, pero hasta ahora no se le ha pedido ninguna supervisión al lugar.

En el sitio atraviesan gasoductos de Pemex, y el riesgo de derrames, contaminación y explosiones es sumamente alto, tan solo para ductos de diámetro pequeño, el rango de afectación van desde los 20 metros; en tanto que para los ductos grandes o de alta presión el rango rebasa los 300 metros.

 

Por PAULO RUIZ VARGAS
Foto: Ignacio Rivera

Comments

comments