La policía de Marruecos impide la boda de una menor

La policía marroquí interrumpió el sábado en Tetuán lo que podría haber sido una boda entre una niña de 13 años y un adulto. La familia de la niña alega que solo se trataba de una ceremonia de compromiso y que el matrimonio solo se celebrará cuando la niña cumpla los 18 años, tal como prescribe la ley. No obstante, otras fuentes aseguran que la ceremonia festiva era en realidad un matrimonio encubierto.

El Código de Familia, o Mudawana, que se implantó en Marruecos en 2004 establece que hay que tener 18 años para casarse. Pero los artículos 20 y 21 permiten a los jueces autorizar el matrimonio de menores si se presenta un examen médico y un informe social. Las organizaciones que luchan en Marruecos contra los matrimonios de menores aseguran que esos dos artículos son la rendija por la que se cuelan miles de casamientos de menores, mediante el soborno de ciertos jueces.

En el caso de Tetuán, la policía fue alertada después de que circularan en las redes sociales las fotos de la fiesta donde se veía a la niña. La noticia ha escandalizado incluso a uno los principales predicadores salafistas, Mohamed el Fizazi, quien ha declarado al sitio digital le360 que el casamiento de una niña de esa edad es totalmente inaceptable. El Fizazi añadió que las condiciones sociales no son las mismas que en la época en la que se podía casar a las niñas de esa edad. “Hoy en día, el lugar para una niña de esa edad es la escuela”, señaló.

La percepción de la sociedad sobre los matrimonios de menores cambió a raíz de un documental emitido en 2010 por la primera cadena de televisión, titulado “El otro Marruecos”. Los ministerios de Justicia y del Interior y varios ayuntamientos de zonas rurales tomaron cartas en el asunto para impedir los enlaces de niñas. Pero las ONG que luchan contra estos matrimonios, como la fundación Ytto, aseguran que el Estado no vela por la aplicación de la ley ni detiene a los padres y representantes de las autoridades que infringen las leyes.

En 2014 se registraron en Marruecos 45.000 casamientos de menores. Pero esa cifra, según indicó a este diario el pasado marzo Najat Ikhich, presidenta de la fundación Ytto, solo refleja un tercio de la realidad. “Entre esas 45.000 solo aparecen las que se registran en los tribunales. No constan los matrimonios rechazados por los jueces y que después se casan solo con el permiso del imán en las mezquitas de aldeas que se han convertido en feudos del oscurantismo”, indicó Ikhich.

Comments

comments