La piedra de los cinco soles

Esta piedra, que conmemora el comienzo del reinado del emperador Motecuhzoma II, se encontraba originalmente en el centro ritual de Tenochtitlan, la capital del extenso imperio establecido por los mexicas (Mexica) entre 1428 y 1519. Las ruinas de Tenochtitlan se encuentran bajo el centro de la actual Ciudad México.

Conocida como la “Roca de los Cinco Soles”, este monumento establece conexiones entre la historia mexime y el esquema cósmico. El bloque cuadrangular está tallado con los glifos de cinco eras cósmicas sucesivas, llamadas “soles” en el lenguaje de los mexica.

Estos fueron ciclos míticos de creación y destrucción que comenzaron en el tiempo de la creación y continuaron con el nacimiento de la humanidad y el período de dominio mexica. Desde “4 Ocelote” en la esquina inferior derecha, las eras van en sentido antihorario a través de “4 Viento”, “4 Lluvia” y “4 Agua”.

El motivo de la cruz tallada en el centro representa “4 Movimiento”, el signo de lo que era para los mexicas la era actual.

El año “11 Carrizo” en el cartucho cuadrado se refiere al año 1502, el año de la coronación de Motecuhzoma, mientras que el día que aparece arriba, “1 cocodrilo”, corresponde al 15 de julio, cuando la ceremonia probablemente ocurrió.

En la parte inferior, la fecha jeroglífica “1 conejo” denota el comienzo de las cosas en el lejano pasado mitológico. La escultura legitima así a Motecuhzoma como parte de los ciclos más amplios de nacimiento, muerte y renovación, y lo muestra como heredero del mundo en la era actual.

Comments

comments