La música

Para los mexicas, como para las otras grandes civilizaciones mesoamericanas, la música, el canto y la danza formaron parte primordial en todas sus festividades religiosas, cuya finalidad principal era rendir culto a sus deidades. Una forma de rendirles culto era a través de cantos, danzas, juegos y representaciones teatrales, durante los que solicitaban el favor divino empleando un gran conjunto de instrumentos musicales.

La gran cantidad de instrumentos prehispánicos que han sobrevivido hasta nuestros días, entre los que se encuentran reproducciones en piedra o arcilla y representaciones en códices y manuscritos poshispánicos, y sobre todo los recuperados en excavaciones, son una importante muestra de su diversidad.

Entre todos destacan las ocarinas; los silbatos, sencillos, antropomorfos o zoomorfos; las flautas, sencillas, dobles, triples o cuádruples; los llamados omexicahuaztli, elaborados con huesos largos humanos ranurados que producen un sonido semejante a los modernos raspadores, y los tambores o percutores, de parche sencillo y doble, conocidos como huéhuetl y teponaztli.

Comments

comments