La ley electoral coartó la libertad de expresión: Juan Pablo Castañón presidente del CCE

Para el dirigente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, la acusación en contra del gremio por coaccionar el voto de sus empleados es un insulto a los propios trabajadores y pidió a la Fepade que investigue las denuncias que tenga por esta causa.

Desde 2007 la reforma electoral prohíbe a privados contratar espacios en radio y televisión para promover el voto a favor o en contra de un candidato, después de que un año antes un fallo del tribunal electoral determinó que el CCE violó por esa vía el principio de imparcialidad.

Los señalamientos en este sentido en contra del sector empresarial tomaron fuerza esta semana ante las declaraciones del candidato a la Presidencia de la República de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador.

El sentimiento del sector empresarial de que está coartada su libertad de expresión persiste, como en 2007, cuando buscaron un amparo ante la Suprema Corte de Justicia frente a la reforma electoral de ese año, pero que les fue negado.

¿Cuál es la percepción entre los empresarios, sienten que se ha coartado su libertad de expresión?

Definitivamente la ley electoral de 2007, que es la que está vigente, coartó la libertad de expresión de los ciudadanos. Sólo le da la posibilidad de expresarse en medios electrónicos a un miembro de un partido político, un candidato y el resto de los mexicanos no podemos expresar nuestras preferencias, ahí la libertad está coartada y evidentemente nos preocupa.

Aun así seguimos en lo que hemos hecho desde los años 80, informar a nuestros trabajadores, darles la información para que tengan un voto razonado, motivarlos para que participen si son electos funcionarios de casilla, para que acudan a votar y emitan su voto pensando en el futuro de México y que lo hagan responsablemente, incluso premiar a los trabajadores que hayan votado y que traigan la marca del voto.

Pero hay señalamientos directos contra empresas por coaccionar a los trabajadores…

Pensar que los empresarios manipulamos el voto hacia nuestras preferencias es un insulto para los trabajadores, están preparados y son gente madura. Tiene la capacidad de decidir por sí mismos y pensar que hay alguien que los pueda manipular me parece que es injusto y es una ofensa para el propio trabajador.

¿El gremio tomó nota de este llamado del fiscal para no coaccionar el voto?

Nosotros insistimos a todas las organizaciones empresariales que la invitación es a informar, a motivar, a promover la participación de las personas, nunca a manipular y pues el fiscal puede tener 12 o 15, 25 o 58 denuncias anónimas, pues que haga las investigaciones.

Respecto a las declaraciones del candidato de Juntos Haremos Historia, el dirigente empresarial responde: Es injusto que se amenace, no es correcto que se utilice la amenaza como un instrumento de propuesta electoral, de posicionamiento electoral. No es el México abierto, democrático que queremos. La censura en ese sentido la ha venido marcando el candidato de Morena y nos parece que no es un trato correcto a los ciudadanos. Nosotros participamos activamente y no quiero pensar que haya alguien en México que quiera coartar las libertades.

¿Existe el riesgo de polarización social, como ocurrió en 2006?

Nos preocupan mucho los discursos políticos y las manifestaciones públicas en redes sociales de división y de polarización. Llamar a la división es sumamente peligroso, no lo podemos aceptar del lado que nos corresponde estar. Tenemos retos enormes que afrontar y no lo podemos hacer desunidos, en una ruptura social, en una crispación social. Un discurso que divide es un discurso peligroso.

¿Siguen en pie las reuniones con los candidatos?

Las invitaciones a los tres candidatos que nos hacen falta están puestas. Tenemos confirmadas la presencia del candidato Meade y del candidato Anaya, el 8 y el 15 de junio, la invitación a López Obrador está, pero no hemos tenido respuesta.

¿Como empresarios, hasta donde llevarán la promoción del voto?

Hasta el día de las elecciones, esta responsabilidad individual y cívica termina el día que terminas votando en paz, respetando las decisiones de nuestras instituciones. Posteriormente, trabajadores y empresarios seguiremos trabajando siempre por México y coordinaremos el esfuerzo con quien gane las elecciones para trabajar en conjunto en una visión de los próximos seis años. Insistiremos en nuestras propuestas, las ampliaremos y estaremos buscando el diálogo, la construcción con los equipos del Ejecutivo y del Legislativo.

RElativa

LA AGENDA PENDIENTE

Para el empresario sinaloense, al margen del contexto electoral uno de los mayores retos es el clima de inseguridad que esta semana obligó a la empresa Lala a cerrar un centro de distribución en Ciudad Mante, en Tamaulipas.

“Es el tema principal de México, una de las asignaturas pendientes de este gobierno federal y de los estatales”, señala Juan Pablo Castañón, apunta a estados como Guerrero, Michoacán, Tamaulipas, Chihuahua, Jalisco y la Ciudad de México como focos rojos. Hay climas que atentan en contra del desarrollo económico, de la movilidad de las personas y las mercancías; en otras, contra la seguridad de las personas.

¿Cuál es la respuesta de la autoridad cuando ocurren casos como el de la empresa Lala?

Que están haciendo un esfuerzo por controlar la inseguridad. Nos ofrecen mayor coordinación, soluciones, pero para que una empresa de estas dimensiones cierre es que ya se ha insistido por meses y se ha degradado el clima de seguridad en la localidad. Esto es la finalización de un proceso que ha sido difícil para la propia empresa y de que no se brinden resultados de parte de las autoridades locales y federales.

¿Están rebasadas?

En algunas zonas como estas sí, porque tienen que cerrarse fuentes de empleo, te queman unidades. Por ejemplo, tremendo problema que estamos teniendo con los trenes en el estado de Veracruz y Puebla.

ElSolDeMexico

 

 

Comments

comments