La importancia de transmitir las tradiciones a las nuevas generaciones.

Las celebraciones típicas de cada región, son su marca de distinción e identificación; sus ciudadanos las celebran con orgullo y las comparten, fomentando la comunicación y la relación entre ellos.

Celebrar con los más pequeños y no tan pequeños… fiestas tradicionales, haciéndolos partícipes del evento, ayudará a mantener su apego por nuestras costumbres, les aportará conocimientos sobre nuestra historiapersonal, familiar y cultural, aspectos que permitirán la adquisición de una identidad personal más consolidada en su futuro.

Consideramos fundamental que las nuevas generaciones conozcan sus raíces y orígenes; a través de actividades lúdicas y de ocio, promoveremos las buenas relaciones familiares y la participación en la vida culturacultural de nuestra ciudad.

Nuestras tradiciones familiares son muy importantes para la evolución y desarrollo de los niños, ya que a través de nuestros rituales les transmitimos normas de conducta, valores y unión. Las costumbres se originan en el núcleo familiar, la familia es el agente educativo más importante de un niño, por lo que formar adecuadamente a nuestros hijos, nietos, sobrinos, etc. Siendo una sólida base para su futuro ya que le ayudará a crear sus formas de pensar, sentir y actuar.

Los niños necesitan una cultura familiar con un sistema de valores estable, donde puedan sentirse identificados e integrados en una comunidad, con unas creencias y maneras de actuar concretas. El bebé aprende imitando, lo que experimente y observe, le ayudará a formar su carácter adulto. Cada cultura tiene una manera concreta de cuidar a los niños y así le transmiten una forma concreta de vivir.

Se ha demostrado lo importante que son los hábitos y rutinas en la educación de los niños: las rutinas diarias, los cumpleaños, las estaciones del año, las fiestas tradicionales, etc. Son muy importantes para los niños y les agradan mucho, ya que les generan sentimientos de estabilidad, control y predicción.

Debemos permitir al niño ser él mismo dentro de nuestras tradiciones familiares, dándole espacio a sus gustos y creatividad, ya que en el futuro residirá en él la decisión de continuar o modificar las tradiciones que le hemos transmitido.

Comments

comments