La historia detrás de los cuadros que pintó Botero sobre Pablo Escobar

El 2 de diciembre de hace 25 años, el golpe propinado al narcotráfico en Colombia fue tan grande que causó conmoción a nivel mundial. El líder del Cártel de Medellín murió de un disparo en la cabeza mientras huía no sólo de las autoridades colombianas, sino también de sus propios enemigos, los cuáles ya querían deshacerse de él desde hace tiempo.

Aunque no se conoce con claridad quién fue el que disparó la pistola con la que fue asesinado Pablo Escobar, muchos usaron su muerte para convertirla en arte, como el caso de Fernando Botero, quien pintó dos cuadros con el narcotraficante como figura principal, de los cuales la BBC de Londres dio a conocer su historia, aprovechando que este fin de semana se cumplió un cuarto de siglo de la muerte de uno de los narcotraficantes más peligrosos del mundo.

¿Cuáles son estos cuadros?
Fernando Botero, colombiano de nacimiento, pintó dos cuadros que si bien no fueron pináculos de su carrera, sí se consideran parte importante de ella, sobre todo por lo que reflejan al mundo. El primero fue titulado “La muerte de Pablo Escobar”, pintado en 1999, mientras que el segundo, llamado “Pablo Escobar muerto”, fue pintado en el año 2006.

Desde que se dieron a conocer, de acuerdo a la versión de la propia BBC, los cuadros dieron mucho de qué hablar, aunque no se sabía mucho detrás de ellos. Juan Carlos Botero, hijo del reconocido artista, habló de ellos y sobre los momentos en los que su padre pintó ambos cuadros de Pablo Escobar.

La violencia en Colombia y la muerte de Escobar
De acuerdo a Juan Carlos, ambos cuadros de Botero representan dos series distintas. La primera habla sobre el entorno de violencia en el que se vivía en aquel entonces bajo las operaciones de Escobar y la segunda hace referencia a la época en la que Pablo ya había muerto, lo cual también representó una ola de violencia que se desató tras el asesinato del capo.

¿Lo consideran arte?
Más allá que considerarlo arte, Juan Carlos Botero aseguró que su padre no pintó estos cuadros como una forma de obtener alguna ganancia económica o un tipo de reconocimiento internacional. El motivo por el que Fernando Botero pintó estos cuadros, es porque quería que los episodios de violencia vividos en Colombia debido al narcotráfico liderado por Pablo Escobar, nunca se olvidaran.

Y sí, hay un motivo para haber pintado a Escobar tan magnífico
No es porque se quisiera magnificar lo hecho por Pablo Escobar al liderar el narcotráfico en Colombia. De acuerdo al propio Juan Carlos Botero, quien también hiciera esta referencia en su libro El arte de Fernando Botero, su padre quiso reflejar la magnitud de la tragedia que las acciones de Escobar significaron para Colombia.

Cultura Colectiva

Comments

comments